16 NAHL

  • 16:1

    Viene la orden de Dios, no queráis pues apresurarla. ¡Glorificado y ensalzado sea por encima de aquello que asocian a Él!

  • 16:2

    Él hace descender a los ángeles con el Espíritu procedente de Su orden sobre quien Él quiere de Sus siervos: «¡Advertid que no existe otro dios que Yo, así pues, temedme a Mí!»

  • 16:3

    Él creó los cielos y la Tierra por medio de la Verdad. Él está muy por encima de aquello que asocian a Él.

  • 16:4

    Él creó al ser humano de semen y ¡helo aquí! un discutidor obstinado.

  • 16:5

    Y también creó a los animales. En ellos hay para vosotros calor y beneficio y de algunos de ellos os alimentáis

  • 16:6

    y, para vosotros, hay una belleza en ellos cuando los recogéis al atardecer y cuando les lleváis por la mañana a los pastos

  • 16:7

    Y transportan vuestras pesadas cargas a países que no podríais alcanzar excepto con gran dificultad y esfuerzo para vosotros. En verdad, vuestro Señor es piadoso, misericordiosísimo con los creyentes.

  • 16:8

    Y (Él ha creado) los caballos, los mulos y los asnos para que montéis en ellos y para (vuestro) realce y embellecimiento. Y Él crea cosas que no conocéis.

  • 16:9

    A Dios corresponde la responsabilidad de mostrar el camino recto, pues algunos de ellos están desviados. Si Él quisiera os guiaría a todos.

  • 16:10

    Él es Quien hace descender agua del cielo. De ella obtenéis bebida y de ella beben las plantas con las que alimentáis al ganado.

  • 16:11

    Con ella hace Él crecer para vosotros las cosechas, los olivos, las palmeras, las viñas y de todos los frutos. En verdad, en ello hay una señal para gente que reflexiona.

  • 16:12

    Y ha puesto a vuestra disposición la noche y el día. El Sol, la Luna y las estrellas están sometidas a Su mandato. En verdad, en ello hay señales para gente que usa su intelecto.

  • 16:13

    Y en lo que ha creado para vosotros en la Tierra hay variados

  • 16:14

    Y Él es Quien ha puesto el mar a vuestro servicio para que comáis de él carne fresca y para que extraigáis de él adornos para vuestra indumentaria. Y ves la nave surcándolo para que disfrutéis de Su favor. Y, quizás así, seáis agradecidos.

  • 16:15

    Y ha fijado en la Tierra firmes montañas para que no tiemble con vosotros y ríos y caminos, para que así, quizás, vayáis bien dirigidos.

  • 16:16

    Y (ha colocado) señales. Y ellos se guían con las estrellas.

  • 16:17

    ¿Acaso Quien crea es como quien no crea? ¿Es que no os dejaréis amonestar?

  • 16:18

    Si trataseis de enumerar las mercedes de Dios no podríais contabilizarlas. En verdad, Dios es perdonador, misericordiosísimo con los creyentes

  • 16:19

    y Dios conoce los que ocultáis y lo que manifestáis.

  • 16:20

    Y aquellos a quienes ellos ruegan aparte de Dios no han creado nada sino que han sido creados.

  • 16:21

    Están muertos, no vivos, y no se darán cuenta en qué momento serán resucitados.

  • 16:22

    Vuestro dios es un dios Único. Pero los corazones de quienes no creen en la otra vida niegan y ellos son arrogantes.

  • 16:23

    No hay duda que Dios conoce lo que ocultan y lo que manifiestan. En verdad, Él no ama a los arrogantes.

  • 16:24

    Y si se les dice: «¿Qué ha hecho descender vuestro Señor?», dicen: «¡Fábulas de los primitivos!»

  • 16:25

    Portarán su pesada carga completa el Día del Levantamiento y la carga de aquellos a quienes, por su falta de conocimiento, ellos desviaron. ¡Observad que mala carga portarán!

  • 16:26

    Quienes vivieron antes que ellos maquinaron, pero Dios debilitó su edificio desde los cimientos y el techo cayó sobre ellos desde lo alto y el castigo les vino sin que se dieran cuenta de cómo ni de dónde.

  • 16:27

    Luego, el Día del levantamiento, Él les avergonzará y les dirá: «¿Dónde están Mis socios sobre los que no os poníais de acuerdo?» Aquellos a quienes les fue dado el conocimiento dirán: «En verdad, hoy la vergüenza y la desgracia son para los que no tienen fe.»

  • 16:28

    Aquellos que cuando los ángeles vienen a tomar sus almas mientras ellos están oprimiéndose a sí mismos se muestran humildes y sumisos: «¡No hacíamos nada!» ¡Claro que sí! ¡Dios sabe muy bien lo que hacíais!

  • 16:29

    ¡Entrad por las puertas del Infierno en el que estaréis eternamente! ¡Qué mala es la morada final de los arrogantes!

  • 16:30

    Y a quienes fueron temerosos se les dirá: «¿Qué fue lo que hizo descender vuestro Señor?» Ellos dirán: «El bien.» Quienes hayan hecho el bien en esta vida obtendrán bien, pero, sin duda, la morada de la Otra es mejor aún. ¡Qué bendición la morada de los temerosos!

  • 16:31

    Entrarán en los Jardines del Edén, de cuyas profundidades brotan los ríos. Allí hay para ellos todo lo que deseen. Así es como Dios recompensa a quienes son temerosos.

  • 16:32

    Aquellos a quienes los ángeles vienen a tomar sus almas y, encontrándoles de conducta pura, les dicen: «La Paz sobre vosotros. Entrad en el Jardín por lo que hacíais.»

  • 16:33

    ¿Qué esperan sino que vengan a ellos los ángeles o que llegue a ellos la orden de tu Señor? Lo mismo hicieron quienes vinieron antes de ellos. Y Dios no les oprimió sino que ellos mismos fueron quienes se oprimieron.

  • 16:34

    Sufrieron las consecuencias de sus malas acciones y les alcanzó el castigo del que se burlaban.

  • 16:35

    Y los idólatras dicen: «Si Dios hubiera querido no habríamos adorado nada aparte de Él, ni nosotros ni nuestros padres, ni habríamos declarado nada prohibido sin Su permiso.» Eso mismo hicieron quienes les precedieron. ¿Acaso la responsabilidad de los Mensajeros es otra que transmitir el mensaje claro?

  • 16:36

    Ciertamente, Nosotros enviamos a cada comunidad un Mensajero: «¡Adorad a Dios y abandonad los ídolos!» Hubo algunos de ellos a quienes Dios guió y otros que merecieron el extravío. ¡Viajad, pues, por la Tierra y ved cuál fue el final de los desmentidores!

  • 16:37

    Te gustaría guiarles, pero, en verdad, Dios no guía a quienes ha desviado. Y no tendrán quien les auxilie.

  • 16:38

    Y juran por Dios con solemnes juramentos que Dios no resucitará a quien esté muerto. ¡Pues sí! Es una promesa que Él se ha impuesto, aunque la mayoría de las personas no saben,

  • 16:39

    para mostrarles claramente aquello sobre lo que tenían diferentes opiniones y para que quienes no creen sepan que eran unos mentirosos.

  • 16:40

    En verdad, cuando Nosotros deseamos que algo exista, simplemente le decimos: «¡Sé!» y es.

  • 16:41

    Y a quienes emigraron por Dios después de haber sido oprimidos les proporcionaremos una buena situación en esta vida y la recompensa de la Otra será mayor. ¡Si ellos supieran!

  • 16:42

    Esos que fueron pacientes y confiaron en su Señor.

  • 16:43

    Y, antes de ti, solamente hemos enviado hombres a los cuales Nosotros revelamos -preguntad a la gente del recuerdo si no sabéis-

  • 16:44

    las pruebas claras y las Escrituras Sagradas. E hicimos descender para ti el Recuerdo para que puedas aclarar a la gente lo que fue hecho descender para ellos (anteriormente) y para que, quizás así, reflexionen.

  • 16:45

    ¿Acaso quienes planearon el mal están a salvo de que Dios haga que la tierra les trague o que les llegue el castigo sin que se den cuenta por dónde?

  • 16:46

    ¿O que les alcance en plena actividad sin que puedan evitarlo?

  • 16:47

    ¿O que les alcance de manera que les vaya atemorizando cada vez más? En verdad, tu Señor es piadoso, misericordiosísimo con los creyentes.

  • 16:48

    ¿Acaso no ven que todas las cosas que Dios ha creado desplazan sus sombras a derecha e izquierda en prosternación ante Dios y son humildes?

  • 16:49

    Y para Dios se prosterna cuanto animal y ángel hay en los cielos y en la Tierra y no son arrogantes

  • 16:50

    Temen a su Señor, que está por encima de ellos y hacen lo que se les ha ordenado.

  • 16:51

    Dice Dios: «¡No toméis dos dioses! ¡En verdad, Él es un dios Único! Así pues ¡Temedme sólo a Mí!»

  • 16:52

    A Él pertenece lo que hay en los cielos y en la Tierra y Suya es la creencia inmutable ¿Vais, pues, a temer a otro que a Dios?

  • 16:53

    No poseéis don alguno que no proceda de Dios, por ello, cuando os aqueja un mal os refugiáis en Él.

  • 16:54

    Luego, cuando Él elimina el mal que os aquejaba, algunos de los vuestros asocian falsos dioses a su Señor.

  • 16:55

    Ocultando lo que Nosotros les hemos otorgado. ¡Disfrutad, pues! ¡Pronto vais a saber!

  • 16:56

    Atribuyen a lo que no conocen parte de aquello que Nosotros les hemos proveído. ¡Por Dios, que seréis interrogados sobre lo que inventabais!

  • 16:57

    Y atribuyen a Dios las hijas ¡Glorificado sea! y a ellos mismos lo que desean.

  • 16:58

    Y cuando a alguno de ellos se le anuncia la buena nueva de una hembra su rostro se ensombrece y se llena de pesar.

  • 16:59

    Se aparta de la gente por el mal que se le ha comunicado ¿Se quedará con ella a pesar de la humillación o la ocultará bajo tierra? ¡Observad qué mal juzgan!

  • 16:60

    Quienes no creen en la otra vida poseen malos atributos y a Dios pertenecen los atributos más elevados y Él es el Poderoso, el Sabio.

  • 16:61

    Si Dios diese a las gentes lo que se merecen por sus injusticias no dejaría un ser vivo sobre ella, pero se lo pospone hasta una fecha señalada y cuando llegue su plazo no podrán retrasarlo ni una hora, ni tampoco adelantarlo.

  • 16:62

    Atribuyen a Dios lo que ellos aborrecen y proclaman con sus lenguas la mentira de que ellos obtendrán el bien. No hay duda de que para ellos será el Fuego y que serán los primeros en ser enviados a él.

  • 16:63

    Juro por Dios que enviamos [Mensajeros] a las comunidades anteriores a ti, pero Satanás les embelleció su [mal] comportamiento y hoy él es su amigo y protector. Y les aguarda un castigo doloroso.

  • 16:64

    Y Nosotros no te enviamos la Escritura sino para que les expliques claramente aquello sobre lo que tienen diferencias y como una guía y una misericordia para la gente que es creyente.

  • 16:65

    Y Dios hace descender agua del cielo y con ella da vida a la tierra después de haber estado muerta. En verdad, en ello hay un signo para la gente que escucha.

  • 16:66

    Y, en verdad, en el ganado hay una enseñanza. Os damos de beber, de lo que llevan en su interior entre heces y sangre, leche pura, grata para los bebedores.

  • 16:67

    Y (os damos) de los frutos de las palmeras y de la vides, de los cuales obtenéis embriagante y una buena provisión. En verdad, en ello hay una señal para gente que razona.

  • 16:68

    Y tu Señor reveló a la abeja: «Pon tu casa en las montañas y en los árboles y en lo que construyen.

  • 16:69

    Luego, come de todos los frutos y transita sumisa los caminos de tu Señor.» De su vientre sale una bebida de diferentes colores en la que hay una cura para la gente. En verdad, en ello hay una señal para gente que piensa.

  • 16:70

    Y Dios os crea y luego se lleva vuestra alma y a algunos de vosotros les hace llegar a una edad tan avanzada que después de haber sabido no saben nada. En verdad, Dios es Quien todo lo sabe, poderoso.

  • 16:71

    Y Dios favorece a algunos de vosotros con más provisión que a otros, pero quienes fueron favorecidos no están dispuestos a dar de su provisión a sus siervos de manera que se igualen en ello. ¿Rechazan, pues, las bendiciones de Dios?

  • 16:72

    Y Dios os ha dado esposas de vuestra misma especie y os ha dado, de vuestra esposas, hijos y nietos y os ha provisto de cosas buenas y puras. ¿Creerán en lo falso y no creerán en las bendiciones de Dios?

  • 16:73

    Y adoran, aparte de Dios, lo que no posee provisión para ellos de nada de lo que hay en los cielos o en la Tierra y no pueden.

  • 16:74

    Así pues, no comparéis a Dios con nada. En verdad, Dios sabe y vosotros no sabéis.

  • 16:75

    Pone Dios el ejemplo de un siervo esclavo que no tiene poder sobre nada y otro a quien Nosotros hemos provisto de un buen sustento y que reparte de ello secreta y abiertamente. ¿Son iguales? ¡Alabado sea Dios! Pero la mayoría de ellos no saben.

  • 16:76

    Y pone Dios el ejemplo de dos hombres, uno de ellos es mudo de nacimiento y no tiene poder sobre nada y es una carga para su amo. A cualquier asunto al que le envía no le trae nada bien ¿Serán iguales él y quien ordena la justicia y está sobre un camino recto?

  • 16:77

    Y a Dios pertenece lo que está oculto a los sentidos en los cielos y en la Tierra y la orden de la Hora es como un parpadeo o más próxima aún. En verdad, Dios tiene poder sobre todas las cosas.

  • 16:78

    Y Dios os ha hecho salir del interior de vuestras madres sin tener conocimiento de nada y os ha dado el oído, la vista y el intelecto, puede que, así, seáis agradecidos.

  • 16:79

    ¿Acaso no han visto a las aves suspendidas en el aire del cielo? Nadie las sostiene excepto Dios. En verdad, en ello hay señales para gente que tiene fe.

  • 16:80

    Y Dios ha dispuesto para vosotros vuestras casas para el reposo y la tranquilidad y ha dispuesto, de las pieles del ganado, casas que os resulten ligeras el día en que tengáis que partir y el día que tengáis que acampar, y de su lana, su pelo y su crin, enseres domésticos y vestidos para disfrute durante un tiempo.

  • 16:81

    Y Dios dispuso para vosotros, de aquello que Él ha creado, sombra, refugios en las montañas y vestimentas que os protejan del calor (y del frío) y vestimentas que os protejan de vuestra violencia. De esa manera, Él completa Su bendición sobre vosotros para que así, quizás, os sometáis.

  • 16:82

    Pero, si te dan la espalda, en verdad, tu responsabilidad es únicamente transmitir el mensaje claro.

  • 16:83

    Ellos conocen la bendición de Dios pero la niegan. La mayoría de ellos no tienen fe.

  • 16:84

    Y [recordad] el día en que designaremos un testigo de cada comunidad y no se dará permiso a quienes no hayan tenido fe y no podrán buscar el perdón de Dios.

  • 16:85

    Y cuando, quienes fueron opresores, vean el castigo, no se les atenuará ni se les hará esperar.

  • 16:86

    Y cuando, quienes fueron idólatras, vean a sus ídolos, dirán: «¡Dios nuestro! ¡Esos son los que asociábamos a Ti! ¡Aquellos a los que adorábamos en lugar de adorarte a Ti!» Entonces sus ídolos les dirán: «¡En verdad, vosotros sois unos mentirosos!»

  • 16:87

    Ese día, ellos se someterán a Dios y se alejará de ellos lo que inventaron.

  • 16:88

    A quienes no creen y ponen dificultades en el camino de Dios les añadiremos castigo sobre castigo por haber corrompido.

  • 16:89

    Y el día que designemos un testigo de cada comunidad, escogido de entre ellos mismos y que de testimonio sobre ellos, te traeremos a ti como testigo sobre éstos. Hicimos descender sobre ti la Escritura que explica claramente todas las cosas y que es guía, misericordia y buena nueva para los sometidos.

  • 16:90

    En verdad, Dios ordena la justicia, el bien y la generosidad con los familiares y prohíbe la indecencia, los malos actos y la opresión. Él os amonesta para que, quizás así, reflexionéis.

  • 16:91

    Y, cuando concertéis un pacto con Dios, sed fieles al pacto y no rompáis vuestros juramentos después de haberlos ratificado y haber puesto a Dios por garante vuestro. En verdad, Dios sabe lo que hacéis.

  • 16:92

    Y no seáis como aquella que destruía lo que había hilado después de haberlo tejido fuertemente, usando vuestros juramentos para defraudaros, pretextando que una comunidad es mayor y más fuerte que la otra. Verdaderamente, con ello Dios os pone a prueba y, sin duda, el Día del Levantamiento Él os aclarará aquello sobre lo que manteníais diferencias.

  • 16:93

    Si Dios hubiera querido habría hecho de vosotros una sola comunidad, pero extravía a quien Él quiere y guía a quien Él quiere y seréis interrogados sobre lo que hacíais.

  • 16:94

    Y no uséis vuestros juramentos para defraudaros entre vosotros de manera que vacile vuestro paso después de haber sido firme y probéis la desgracia por apartaros del camino de Dios y sufráis un castigo inmenso.

  • 16:95

    Y no vendáis el pacto de Dios por poco precio. En verdad, lo que hay junto a Dios es mejor para vosotros. Que lo sepáis.

  • 16:96

    Lo que vosotros poseéis perece y lo que hay junto a Dios permanece. Y a quienes sean pacientes les recompensaremos conforme a lo mejor que hacían.

  • 16:97

    A quien obre rectamente, sea hombre o mujer, y sea creyente, le haremos vivir una vida buena. Y les recompensaremos conforme a lo mejor que hacían.

  • 16:98

    Y cuando recitéis el Corán buscad la protección de Dios de Satanás el expulsado.

  • 16:99

    En verdad, él no tiene autoridad sobre quienes son creyentes y confían en su Señor.

  • 16:100

    En verdad, él tiene poder sobre quienes le toman por amigo y sobre quienes le adoran como si fuese Dios.

  • 16:101

    Y cuando cambiamos un versículo por otro -y Dios es Quien mejor sabe lo que hace descender- ellos dicen: “¡En verdad, tú lo has inventado!” Pero la mayoría de ellos no saben.

  • 16:102

    Di: «Lo ha bajado el Espíritu Santo, procedente de tu Señor, por medio de la Verdad, para consolidar a los que creen y como guía y buena nueva para los musulmanes.»

  • 16:103

    Nosotros bien sabemos que ellos dicen: «En verdad, es un ser humano quien le instruye.» La lengua de aquel a quien ellos se refieren no es árabe y ésta es una lengua árabe clara.

  • 16:104

    En verdad, Dios no guía a quienes no creen en las señales de Dios y sufrirán un castigo doloroso.

  • 16:105

    Los que inventan esta mentira son quienes no creen en las señales de Dios y ellos son los mentirosos.

  • 16:106

    Quienes renieguen de Dios después de haber creído -no quien se ve obligado a ello pero su corazón permanece seguro en la fe- sino quienes abran su pecho a la incredulidad, sufrirán la ira de Dios y tendrán un castigo inmenso.

  • 16:107

    Eso será por haber preferido esta vida a la Otra y porque Dios no guía a la gente que no tiene fe.

  • 16:108

    Aquellos a quienes Dios ha cerrado sus corazones, sus oídos y su vista. Ellos son los negligentes.

  • 16:109

    No hay duda de que en la otra vida serán los perdedores.

  • 16:110

    Luego, tu Señor, con quienes emigraron después de haber sido perseguidos y combatieron y fueron pacientes, después de todo ello, será perdonador, misericordiosísimo

  • 16:111

    el Día en que cada alma esté ocupada en defenderse a sí misma y en que cada ser reciba la recompensa por lo que hizo. Y no serán tratados injustamente.

  • 16:112

    Dios pone el ejemplo de una ciudad que vivía segura y tranquila y a la que llegaba abundante provisión de todos los lugares, pero no creyeron en las bendiciones de Dios y Dios les hizo probar el vestido del hambre y el temor por lo que hacían.

  • 16:113

    Y, ciertamente, vino a ellos un Mensajero de entre ellos mismos y le desmintieron y el castigo les alcanzó, pues eran opresores.

  • 16:114

    Comed, pues, de lo lícito y puro que Dios os ha proveído y agradeced la bendición de Dios si es sólo a Él a Quien adoráis.

  • 16:115

    En verdad, Él os ha prohibido la carroña y la sangre, la carne del cerdo y la de aquello que se ha sacrificado a otro distinto de Dios. Pero con quien se vea obligado, no por extravagancia o por transgredir, Dios será, en verdad, perdonador, misericordiosísimo.

  • 16:116

    Y no digáis, calificando falsamente con vuestras lenguas: «Esto es lícito y esto es ilícito», atribuyendo a Dios cosas que son mentira. En verdad, quienes atribuyan a Dios cosas que son mentira no tendrán éxito.

  • 16:117

    Obtendrán un disfrute pequeño y un castigo doloroso.

  • 16:118

    Y a los judíos les hicimos ilícito lo que ya te hemos relatado antes y Nosotros no fuimos injustos con ellos, sino que ellos mismos oprimieron sus propias almas.

  • 16:119

    Con quienes hicieron el mal por ignorancia, luego, tras ello, se arrepintieron y rectificaron, tu Señor, en verdad, será perdonador, misericordiosísimo.

  • 16:120

    Verdaderamente, Abraham era una nación, obediente a Dios, buscador de la Verdad y nunca fue uno de los idólatras.

  • 16:121

    [Por ser] Agradecido a Sus mercedes, Dios le escogió y le guió a un camino recto

  • 16:122

    Y Yo le di lo bueno en esta vida y, en verdad, en la otra será de los Rectos.

  • 16:123

    Luego, te revelamos: «Sigue las creencias de Abraham, el buscador de la Verdad, que no nunca fue uno de los idólatras.»

  • 16:124

    En verdad, el Sabat fue establecido solamente para aquellos que discrepaban sobre ello y, en verdad, tu Señor juzgará entre ellos, el Día del Levantamiento, sobre aquello en lo que discrepaban.

  • 16:125

    Invita al camino de tu Señor con sabiduría y buenas palabras y discute con ellos de la mejor manera. En verdad, tu Señor es Quien mejor conoce quién se extravía de Su camino y Él es Quien mejor conoce o los bien guiados.

  • 16:126

    Y si castigáis, castigad en la misma medida en que fuisteis castigados, pero si sois pacientes, eso es mejor para quien sea paciente.

  • 16:127

    Se paciente, pero no podrás ser paciente si no es por Dios. Y no te entristezcas por ellos ni te preocupes por sus intrigas.

  • 16:128

    En verdad, Dios está con quienes son temerosos y con quienes hacen el bien.

Paylaş
Tweet'le