19 MERYEM

  • 19:1

    Kaf, Ha, Ya, ‘Ain, Sad.

  • 19:2

    Recuerdo de la misericordia de tu Señor con Su siervo Zacarías,

  • 19:3

    cuando invocó a su Señor con una súplica desde un lugar solitario,

  • 19:4

    diciendo: «¡Señor mío! Mis huesos se han debilitado y mi cabeza ha encanecido y no tengo queja, Señor, de cuando te he suplicado.

  • 19:5

    Y, en verdad, temo por mis familiares después de mí, pues mi esposa es estéril. Otórgame, pues, un hijo

  • 19:6

    que herede de mí y de la familia de Jacob. Y hazlo, Señor, complacido.»

  • 19:7

    «¡Oh, Zacarías! En verdad, te anunciamos un hijo de nombre Juan. No habíamos dado ese nombre a nadie antes de él.»

  • 19:8

    Dijo: «¡Señor mío! ¿Cómo podré tener un hijo siendo mi mujer estéril y habiendo llegado yo, por la mucha edad, a la decrepitud?»

  • 19:9

    Dijo: «Así ha hablado tu Señor: Eso es sencillo para Mí. Yo te creé anteriormente, cuando no eras nada.»

  • 19:10

    Dijo: «¡Señor mío! Dame una señal.» Dijo: «Tu señal será que no hablarás con nadie durante tres noches, aun estando sano.»

  • 19:11

    Así pues, salió ante su pueblo desde el lugar en el que rezaba y les indicó que glorificasen mañana y tarde.

  • 19:12

    «¡Oh, Juan! ¡Toma la Escritura Sagrada con fuerza!» Y le otorgamos la sabiduría desde niño

  • 19:13

    y le concedimos de Nuestra compasión y pureza y fue temeroso de Dios

  • 19:14

    y bueno con sus padres y no arrogante ni desobediente.

  • 19:15

    ¡La paz sobre él el día en que nació, el día en que muera y el día en que sea devuelto a la vida!

  • 19:16

    Y recuerda en la Escritura a María cuando se apartó de su familia hacia un lugar oriental

  • 19:17

    puso un velo que la apartase de ellos. Nosotros enviamos para ella a Nuestro Espíritu, que se presentó ante ella con la forma de un ser humano completo.

  • 19:18

    Ella dijo: «En verdad, me refugio en el Clementísimo de ti, si eres temeroso de Dios.»

  • 19:19

    Él dijo: «En verdad, yo soy un Mensajero de tu Señor para otorgarte un muchacho puro.»

  • 19:20

    Ella dijo: «¿Cómo tendré un hijo si no me ha tocado ningún ser humano y no he perdido mi castidad?»

  • 19:21

    Él dijo: «Así ha dicho tu Señor: ¡Eso es fácil para Mí! Haremos de él una señal para la gente y una misericordia procedente de Nosotros. Es un asunto decidido.»

  • 19:22

    Así que ella le concibió y se retiró con él a un lugar apartado.

  • 19:23

    Los dolores del parto la llevaron junto al tronco seco de una palmera. Ella dijo: «¡Ojalá hubiese muerto antes de pasar por esto y hubiese sido totalmente olvidada!»

  • 19:24

    Entonces, él la llamó desde debajo de ella: «No estés triste por mi causa. Tu Señor ha puesto a tus pies un arroyo.

  • 19:25

    Mueve hacia ti el tronco de la palmera y caerán sobre ti dátiles maduros recién cortados.»

  • 19:26

    «Así que come y bebe y alegra tus ojos. Y si ves a algún ser humano dile: En verdad, he hecho voto al Clementísimo de ayunar, por tanto hoy no hablaré con nadie.»

  • 19:27

    Y volvió con él a su gente llevándole en brazos. Ellos dijeron: «¡Oh, María! ¡Ciertamente, has venido con un grave asunto!

  • 19:28

    ¡Oh, hermana de Aarón! ¡Tu padre no era un hombre malo, ni tu madre era una transgresora!»

  • 19:29

    Entonces, ella señaló hacia él. Ellos dijeron: «¿Cómo vamos a hablar con un niño que está en la cuna?»

  • 19:30

    Él dijo: «En verdad, yo soy un siervo de Dios. Él me ha dado la Escritura y me designó profeta

  • 19:31

    y me ha bendecido dondequiera que yo esté y me ha encomendado la oración y el pago del impuesto religioso mientras viva

  • 19:32

    y que sea bueno con mi madre. Y no me ha hecho arrogante ni orgulloso.

  • 19:33

    Y la paz ha estado conmigo el día en que nací y estará el día en que muera y el día en que vuelva a la vida.»

  • 19:34

    Éste es Jesús el hijo de María, el que proclama la Verdad acerca de la cual dudan.

  • 19:35

    No es propio de Dios tener un hijo. ¡Glorificado sea! Cuando Él decide un asunto, en verdad, le dice: «¡Sé! y es».

  • 19:36

    Y, en verdad, Dios es mi Señor y vuestro Señor. Así pues, ¡Adoradle! ¡Ese es el camino recto!

  • 19:37

    Pero los grupos discreparon entre ellos. ¡Ay de quienes no creen cuando sean testigos de un Día Inmenso!

  • 19:38

    ¡Qué bien oirán y verán el día en que vengan a Nosotros! Pero los tiranos se encuentran hoy en un extravío evidente.

  • 19:39

    Y adviérteles del Día del Remordimiento, cuando se decida el asunto. Pero ellos están descuidados y no creen.

  • 19:40

    En verdad, Nosotros heredaremos la Tierra y a quienes están en ella y a Nosotros retornarán.

  • 19:41

    Y recuerda en la Escritura a Abraham -Ciertamente, él era amante de la Verdad, profeta-

  • 19:42

    cuando dijo a su padre: «¡Oh, padre! ¿Por qué adoras a lo que no oye ni ve y no puede beneficiarte en nada?»

  • 19:43

    «¡Oh, padre! En verdad, ha llegado a mí un conocimiento que no ha llegado a ti, así que, sígueme y te guiaré a un camino recto.»

  • 19:44

    «¡Oh, padre! ¡No adores al Demonio! En verdad, el Demonio es rebelde con el Clementísimo.»

  • 19:45

    «¡Oh, padre! En verdad, temo que te alcance un castigo del Clementísimo y te conviertas en amigo del Demonio.»

  • 19:46

    Él dijo: «¿Acaso ¡Oh, Abraham! te disgustan mis dioses? ¡Si no desistes te lapidaré! ¡Aléjate de mí por un tiempo prolongado!»

  • 19:47

    [Abraham] dijo: «La paz sea contigo. ¡Pediré a mi Señor que te perdone! En verdad, Él es complaciente conmigo.»

  • 19:48

    «Me apartaré de vosotros y de lo que adoráis aparte de Dios y suplicaré a mi Señor. Quizás no quede defraudado de mi ruego a mi Señor.»

  • 19:49

    Así que, cuando se apartó de ellos y de lo que ellos adoraban en lugar de Dios, le otorgamos a Isaac y a Jacob e hicimos a ambos profetas.

  • 19:50

    Y les otorgamos de Nuestra misericordia y les dimos una altísima reputación.

  • 19:51

    Y recuerda en la Escritura a Moisés. En verdad, él era un ser puro, Mensajero y profeta.

  • 19:52

    Y le llamamos desde el lado derecho del monte y le acercamos a Nosotros para hablar con él confidencialmente.

  • 19:53

    Y le otorgamos, por Nuestra misericordia, a su hermano Aarón como profeta.

  • 19:54

    Y recuerda en la Escritura a Ismael. En verdad, fue cumplidor de la promesa y fue Mensajero y profeta.

  • 19:55

    Solía invitar a su familia a la oración y al impuesto religioso purificador de la riqueza y su Señor estaba satisfecho de él.

  • 19:56

    Y recuerda en la Escritura a Idrís. Ciertamente él era veraz, profeta,

  • 19:57

    y le elevamos a una altísima posición espiritual.

  • 19:58

    Esos son los que Dios ha agraciado de entre los profetas de la descendencia de Adán y de entre los que llevamos con Noé y de la descendencia de Abraham e Israel y de los que Nosotros guiamos y escogimos, quienes, cuando les eran recitados los versículos del Clementísimo, caían prosternados y llorando.

  • 19:59

    Tras ellos, sus descendientes se desviaron, abandonaron la oración y siguieron sus pasiones y pronto encontrarán su extravío.

  • 19:60

    Excepto quienes se arrepientan, tengan fe y obren rectamente, pues ellos entrarán en el Jardín y no serán oprimidos en absoluto.

  • 19:61

    Jardines del Edén que el Clementísimo ha prometido a Sus siervos, aunque aún no los hayan visto. La promesa de Dios se cumplirá.

  • 19:62

    Allí no escucharán palabras vanas, sino solamente ¡Paz! y en ellos tendrán su provisión mañana y tarde.

  • 19:63

    Ese es el Jardín que Nosotros daremos en herencia a aquellos de Nuestros siervos que sean temerosos.

  • 19:64

    Y no lo hacemos descender sino por orden de tu Señor. A Él pertenece lo que tenemos entre nuestras manos y lo que tenemos a nuestras espaldas y lo que hay entre ello. Tu Señor no es olvidadizo.

  • 19:65

    Señor de los cielos y de la Tierra y de lo que entre ellos hay. Así pues ¡Adoradle y perseverad en vuestra adoración a Él! ¿Conoces a alguien así denominado?

  • 19:66

    El ser humano dice: «¿Acaso cuando muera seré sacado a la vida?»

  • 19:67

    ¿Acaso no recuerda el ser humano que Nosotros le creamos anteriormente, cuando no era nada?

  • 19:68

    Juro por tu Señor que les reuniremos a ellos y a los demonios y les haremos comparecer en el Infierno de rodillas.

  • 19:69

    Luego, sacaremos de cada grupo a los que hayan sido más desobedientes al Clementísimo.

  • 19:70

    Pues, ciertamente, Nosotros somos Quienes mejor sabemos quiénes son los que más merecen abrasarse en él.

  • 19:71

    Y todos vosotros entraréis en él. Es una decisión terminante de tu Señor.

  • 19:72

    Luego, salvaremos a los que son temerosos de Dios y dejaremos allí de rodillas a los opresores.

  • 19:73

    Y cuando les son recitados Nuestros claros versículos, aquellos que no tienen fe dicen a los creyentes. «¿Cuál de los dos grupos disfruta de mejor posición y compañía?»

  • 19:74

    ¡Cuántas generaciones hemos destruido antes de ellos que poseían mejores propiedades y apariencia!

  • 19:75

    Di: «A quienes estén en el extravío, el Clementísimo se lo prolongará hasta que, cuando vean lo que les fue prometido, bien sea el castigo o bien la Hora, sepan quién tiene peor posición y un ejército más débil.»

  • 19:76

    Y Dios incrementa la guía de quienes van por el buen camino y los buenos actos perdurables obtienen mejor recompensa junto a tu Señor y mejor lugar de regreso.

  • 19:77

    ¿Acaso no has visto a quien niega Nuestras señales y dice: «Me serán dados riqueza e hijos abundantes.»?

  • 19:78

    ¿Es que está informado de lo que está oculto a los sentidos o ha obtenido una promesa del Clementísimo?

  • 19:79

    ¡Nada de eso! ¡Tomaremos nota de lo que dice y le prolongaremos el castigo!

  • 19:80

    Y heredaremos de él lo que dice y vendrá a Nosotros él solo.

  • 19:81

    En lugar de Dios toman otros dioses para que les den poder.

  • 19:82

    ¡Pero no! ¡Rechazarán la adoración que ellos les profesan y se pondrán contra ellos!

  • 19:83

    ¿No ves que Nosotros enviamos a los demonios sobre aquellos que no creen para que les inciten con insistencia al mal?

  • 19:84

    No tengas prisa respecto a ellos, que Nosotros llevamos su cuenta con precisión.

  • 19:85

    El día en que reunamos a los temerosos de Dios como invitados del Clementísimo

  • 19:86

    y conduzcamos a los pecadores sedientos hacia el Infierno,

  • 19:87

    nadie tendrá poder para interceder excepto quien haya realizado un compromiso con el Clementísimo.

  • 19:88

    Y dicen: «El Clementísimo ha tomado un hijo.»

  • 19:89

    Ciertamente, venís con algo odioso.

  • 19:90

    A punto están los cielos de rasgarse, de abrirse la Tierra y de desmoronarse las montañas

  • 19:91

    por haber ellos atribuido un hijo al Clementísimo.

  • 19:92

    No tiene sentido que el Clementísimo tome un hijo.

  • 19:93

    No hay nadie en los cielos y la Tierra que no venga como siervo ante el Clementísimo.

  • 19:94

    Ciertamente, Él los ha enumerado a todos y los ha contado con precisión

  • 19:95

    y todos ellos vendrán a Él en solitario El Día Del Levantamiento

  • 19:96

    En verdad, el Clementísimo ha puesto el amor para aquellos que creen y obran rectamente.

  • 19:97

    Y, en verdad, lo hemos hecho fácil para tu lengua, de manera que, por medio de él, anuncies la buena nueva a los temerosos de Dios y amonestes a la gente hostil.

  • 19:98

    ¡Cuántas generaciones hemos aniquilado antes de ellos! ¿Acaso percibes a alguno de ellos o les escuchas murmurar?

Paylaş
Tweet'le