25 FURKAN

  • 25:1

    Bendito sea Quien hizo descender El Discernimiento a Su siervo para que amoneste a toda la humanidad.

  • 25:2

    Aquel a quien pertenece la soberanía de los cielos y de la Tierra, que no tiene un hijo y que no comparte la soberanía con nadie y que lo ha creado todo y lo ha determinado absolutamente.

  • 25:3

    Y ellos toman, en lugar de Él, dioses que nada han creado y que han sido creados y que no poseen poder para perjudicarse a ellos mismos ni para beneficiarse, ni disponen de la muerte, ni de la vida, ni de la resurrección.

  • 25:4

    Y los que no creen dicen: «En verdad, esto no es más que una mentira que él ha inventado con ayuda de otro grupo.» Ciertamente, ellos vienen con opresión y mentiras.

  • 25:5

    Y dicen: «¡Fábulas de los primitivos que él ha pedido que le escriban y que le son leídas mañana y tarde!»

  • 25:6

    Di: «Lo hace descender Quien conoce el secreto de los cielos y la Tierra. En verdad, Él es perdonador, misericordiosísimo.»

  • 25:7

    Pero ellos dicen: «¿Qué clase de Mensajero es éste que come alimentos y transita por los mercados? ¿Por qué no se ha hecho que descienda un ángel que amoneste con él

  • 25:8

    o se le ha proporcionado un tesoro o un jardín del que pueda comer?» Y dicen los opresores: «No seguís sino a un hombre hechizado.»

  • 25:9

    ¡Mira con lo que te comparan! Pero se extravían y no pueden encontrar el camino.

  • 25:10

    Bendito sea Quien, si Él hubiera querido, habría puesto para ti algo mejor que eso, jardines de cuyas profundidades brotasen los arroyos, y habría puesto para ti palacios.

  • 25:11

    Pero ellos desmienten la Hora. Y a quienes desmienten la Hora les daremos el fuego infernal.

  • 25:12

    Cuando les vea desde lejos, ellos escucharán su furor y bramido.

  • 25:13

    Y cuando se les sitúe encadenados en un lugar estrecho y reducido de él, gritarán pidiendo su aniquilación.

  • 25:14

    «¡No pidáis hoy una simple aniquilación, pedid muchas aniquilaciones!»

  • 25:15

    Di: «¿Es mejor esto o el Jardín de la Eternidad que fue prometido a los temerosos como recompensa y destino final?»

  • 25:16

    Allí tendrán eternamente lo que deseen. Es una promesa que obliga a tu Señor.

  • 25:17

    Y el día en que Él les reúna a ellos y a lo que ellos adoraban en lugar de Dios, Él dirá: «¿Fuisteis vosotros quienes desviaron a Mis siervos o fueron ellos quienes extraviaron el camino?»

  • 25:18

    Ellos responderán: «¡Glorificado seas! No era adecuado para nosotros tomar protectores aparte de Ti, pero Tú les permitiste disfrutar a ellos y a sus padres hasta que olvidaron el Recuerdo y fueron un pueblo echado a perder.»

  • 25:19

    Ciertamente, ellos desmentirán lo que vosotros decís y no podréis cambiar ni ser auxiliados y a quien de vosotros oprima le haremos probar un gran castigo.

  • 25:20

    Y no hemos enviado antes de ti Mensajero alguno que no comiera alimentos y fuese a los mercados. Y os pusimos a unos como prueba para los otros ¿Seréis pacientes? Y tu Señor todo lo ve.

  • 25:21

    Quienes no esperan el encuentro con Nosotros dicen: «¿Por qué no se hace que desciendan los ángeles a nosotros o que veamos a nuestro Señor?» Ciertamente, sus almas se han llenado de arrogancia y endiosado enormemente.

  • 25:22

    El día que vean a los ángeles, no habrá para los pecadores buenas noticias y dirán: «¡Dadnos refugio!»

  • 25:23

    Nos ocuparemos de cada obra que realizaron y la dejaremos como polvo disperso en el aire.

  • 25:24

    Ese día la gente del Jardín estará en la mejor morada y en el mejor lugar de descanso.

  • 25:25

    El día en el que el cielo y las oscuras nubes se abran y se haga descender a los ángeles de forma majestuosa.

  • 25:26

    Ese día la soberanía verdadera pertenecerá al Misericordiosísimo y será un día difícil para los que no creían.

  • 25:27

    Un día en el que el opresor se morderán las manos diciendo: «¡Ojalá hubiese tomado el camino junto al Mensajero!

  • 25:28

    ¡Ay de mí! ¡Ojalá no hubiese tomado a fulano como amigo!

  • 25:29

    ¡Después de que el recuerdo había llegado a mí, me desvió de él!» ¡Ciertamente, Satanás siempre deja al hombre abandonado!

  • 25:30

    Y el Mensajero dirá: «¡Oh, Señor mío! ¡En verdad, mi pueblo ha abandonado este Corán!»

  • 25:31

    Y, así mismo, designamos a cada profeta un enemigo de entre los pecadores, pero tu Señor es suficiente guía y auxilio.

  • 25:32

    Y los que no creen dicen: «¿Por qué no le ha sido revelado el Corán de una sola vez?» Así es, te lo hemos recitado gradual y ordenadamente para afianzar con ello tu corazón.

  • 25:33

    No vendrán a ti con un argumento sin que Nosotros te traigamos la verdad y una interpretación mejor.

  • 25:34

    Aquellos que sean reunidos frente al Infierno serán quienes tengan el peor lugar y el camino más extraviado.

  • 25:35

    Y, ciertamente, dimos a Moisés la Escritura y pusimos a su hermano Aarón para que le ayudase.

  • 25:36

    Y dijimos: «Id al pueblo que desmiente Nuestras señales.» Y les destruimos totalmente.

  • 25:37

    Y cuando las gentes del pueblo de Noé desmintieron a los Mensajeros, les ahogamos e hicimos de ellos una señal para las gentes. Hemos preparados para los opresores un castigo doloroso.

  • 25:38

    Y a Ad y a Zamud y a los habitantes de Al-Rass y a muchas generaciones entre ellos.

  • 25:39

    A todos ellos les pusimos ejemplos. Y a todos ellos les destruimos totalmente.

  • 25:40

    Ciertamente, ellos han pasado por la ciudad sobre la que cayó una lluvia maléfica. ¿Acaso no la han visto? Lo que sucede es que no esperan ser resucitados.

  • 25:41

    Cuando te ven se burlan de ti: «¿Éste es al que Dios ha designado Mensajero?

  • 25:42

    Casi nos desvía de nuestros dioses si no hubiera sido porque hemos sido perseverantes con ellos.» Pronto sabrán, cuando vean el castigo, quien está más desviado del camino.

  • 25:43

    ¿Has visto a quien ha tomado como dios a sus pasiones? ¿Acaso eres tú su protector?

  • 25:44

    ¿Crees que la mayoría de ellos escuchan o razonan? La verdad es que son como el ganado. No, aún más extraviados del camino.

  • 25:45

    ¿Acaso no has visto cómo tu Señor alarga la sombra? Si Él hubiese querido habría hecho que permaneciera inmóvil. Pusimos al Sol como causa de su existencia.

  • 25:46

    Luego, la recogemos hacia Nosotros lenta y suavemente.

  • 25:47

    Él es Quien ha hecho para vosotros de la noche una vestidura y del sueño descanso y del día movimiento y búsqueda de la provisión.

  • 25:48

    Y Él es Quien envía los vientos como portadores de buenas noticias, anunciando Su misericordia. Y hacemos descender del cielo agua purificadora

  • 25:49

    con la que Nosotros revivimos una tierra muerta y con la que damos de beber a muchos animales y humanos de los que hemos creado.

  • 25:50

    Y, ciertamente, la distribuimos entre ellos para que reflexionen. Pero la mayoría de las personas se niegan a ser agradecidos.

  • 25:51

    Si hubiéramos querido habríamos enviado un amonestador a cada ciudad.

  • 25:52

    No obedezcas, pues, a quienes no creen y libra con él una gran batalla contra ellos.

  • 25:53

    Y Él es Quien ha unido los dos mares, uno de aguas dulces y agradables y el otro de aguas saladas y amargas y ha puesto entre ambos una barrera y un límite infranqueable.

  • 25:54

    Y es Él Quien ha creado del agua al ser humano y dispuso para él lazos familiares paternos y maternos. Tu Señor es poderoso.

  • 25:55

    Pero ellos adoran en lugar de Dios lo que no puede beneficiarles ni perjudicarles. Quien no es creyente es un ayudante contra su Señor.

  • 25:56

    Y no te hemos enviado sino como portador de buenas nuevas y amonestador.

  • 25:57

    Di: «No os pido por ello una recompensa excepto que quien quiera tome un camino hacia su Señor.»

  • 25:58

    Y confía en el Vivo que no muere y glorifícale con alabanzas. Él es suficiente para estar informado de los pecados de Sus siervos.

  • 25:59

    Él es Quien creó en seis días los cielos y la Tierra y lo que entre ambos hay. Luego, Se estableció sobre el Trono. El Clementísimo. Pregúntale, pues Él está bien informado.

  • 25:60

    Y si se les dice: «¡Prosternaos para el Clementísimo!” dicen: “¿Y qué es el Clementísimo? ¿Habremos de prosternarnos ante lo que nos ordenéis?» Y se incrementa su rechazo.

  • 25:61

    Bendito sea Quien ha puesto constelaciones en el cielo y ha puesto en él una lámpara y una Luna luminosa.

  • 25:62

    Y Él es Quien ha puesto la noche y el día sucediéndose, para quien quiera reflexionar o quiera agradecer.

  • 25:63

    Y los siervos del Clementísimo son quienes van por la Tierra con humildad y si los ignorantes se dirigen a ellos, les dicen: «¡Paz!»

  • 25:64

    y quienes pasan parte de la noche prosternados o en pie para su Señor

  • 25:65

    y quienes dicen: «¡Señor nuestro! ¡Aparta de nosotros el castigo del Infierno!» En verdad, su castigo es abrumador y eterno.

  • 25:66

    Una mala residencia y morada.

  • 25:67

    Y quienes, cuando gastan, no despilfarran ni son tacaños, pues el equilibrio está entre ambos extremos.

  • 25:68

    Y quienes no invocan junto a Dios a otro dios y no matan al ser humano, pues Dios lo ha prohibido, excepto por causa justa, y no cometen fornicación ni adulterio. Y quien haga tales cosas se encontrará con su castigo.

  • 25:69

    Les será doblado el castigo el Día del Levantamiento y en él permanecerán eternamente humillados.

  • 25:70

    Excepto quienes se arrepientan y tengan fe y realicen buenas acciones, pues a ellos Dios les cambiará el mal por bien. Dios es perdonador, misericordiosísimo.

  • 25:71

    Y quien se arrepiente y realiza buenas acciones, en verdad, regresa hacia Dios.

  • 25:72

    Y aquellos que no dan falso testimonio y que cuando se tropiezan con palabras vanas pasan de largo con dignidad.

  • 25:73

    Y aquellos a quienes, si les son recordadas las señales de su Señor, no las reciben con oídos sordos y ojos ciegos.

  • 25:74

    Y aquellos que dicen: «¡Oh, Señor nuestro! ¡Haz que nuestras esposas y nuestros hijos sean la alegría de nuestros ojos y sitúanos al frente de los temerosos de Dios!»

  • 25:75

    Ellos serán recompensados por su paciencia con un alto aposento y allí serán recibidos con ofrendas y saludos de paz.

  • 25:76

    Allí estarán eternamente. ¡Excelente lugar y residencia!

  • 25:77

    Di: «¡Mi Señor no os prestará atención si no le suplicáis! Desmentíais y pronto seréis castigados.»

Paylaş
Tweet'le