29 ANKEBUT

  • 29:1

    Alif, Lam, Mim.

  • 29:2

    ¿Acaso las gentes piensan que se les permitirá decir «¡Creemos!» y no serán puestos a prueba?

  • 29:3

    Ciertamente, Nosotros pusimos a prueba a quienes les precedieron y Dios conoce a quienes dicen la verdad y conoce a los mentirosos.

  • 29:4

    ¿Acaso quienes hacen el mal piensan que podrán escapar de Nosotros? ¡Qué mal juzgan!

  • 29:5

    Quien tenga la esperanza de encontrarse con Dios [sepa] que, en verdad, la cita con Dios llegará y Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo conoce.

  • 29:6

    Y quien combate por Dios, en verdad, combate por sí mismo. En verdad, Dios no necesita de las criaturas.

  • 29:7

    Y a quienes son creyentes y realizan buenas obras les ocultaremos sus malas acciones y les recompensaremos conforme a lo mejor que hayan hecho.

  • 29:8

    Y hemos ordenado a los seres humanos que sean buenos con sus padres. Pero si ellos se esfuerzan para que asocies en tu adoración a Mí algo de lo que tú no tienes conocimiento, entonces no les obedezcas. Regresaréis a Mí y Yo os informaré de lo que hacíais.

  • 29:9

    Y a quienes tengan fe y realicen buenas obras les haremos entrar entre los Rectos.

  • 29:10

    Y entre los hombres hay quienes dicen: «¡Creemos en Dios!» pero cuando sufren perjuicio por la causa de Dios toman la prueba a que los hombres les someten como un castigo de Dios. En cambio, si viene una ayuda de tu Señor, con seguridad dirán: «¡En verdad, estábamos con vosotros!» ¿Acaso no es Dios Quien mejor conoce lo que hay en el pecho de las criaturas?

  • 29:11

    Y Dios conoce con certeza quienes son los que creen y conoce con certeza quienes son los hipócritas.

  • 29:12

    Y los que no creen dicen a los que tienen fe: «¡Seguid nuestro camino y nosotros cargaremos con vuestros errores!» Pero ellos no cargarán con sus errores en absoluto. En verdad, son unos mentirosos.

  • 29:13

    Y, ciertamente, tendrán que cargar sus propias cargas y otras cargas junto con sus propias cargas. Y el Día del Levantamiento serán interrogados sobre lo que inventaban.

  • 29:14

    Ciertamente, Nosotros enviamos a Noé a su pueblo y permaneció entre ellos mil años menos cincuenta. Después, el diluvio les sorprendió siendo unos opresores.

  • 29:15

    Y le salvamos a él y a los compañeros del Arca e hicimos de ella una señal para toda la humanidad.

  • 29:16

    Y [recuerda] a Abraham cuando dijo a su pueblo: «¡Adorad a Dios y temedle! Eso es mejor para vosotros, si es que sabéis.

  • 29:17

    En verdad, lo que adoráis en lugar de Dios son ídolos y creáis una mentira. Lo que adoráis en lugar de Dios no posee provisión. Buscad, pues, vuestra provisión junto a Dios, adoradle y agradecedle. Hacía Él se os hará regresar.»

  • 29:18

    Y si desmentís, ya desmintieron otras generaciones antes de vosotros, pero la responsabilidad del Mensajero es solamente la transmisión clara.

  • 29:19

    ¿Es que no ven cómo Dios inicia la creación y luego la reproduce? En verdad, eso es fácil para Dios.

  • 29:20

    Di: «¡Viajad por la Tierra y observad cómo Él ha originado la creación! Luego, Dios hará surgir la creación de la otra vida. En verdad, Dios tiene poder sobre todas las cosas.»

  • 29:21

    «Castigará a quien Él quiera y tendrá misericordia de quien Él quiera. Y a Él se os hará regresar.»

  • 29:22

    «Y no podréis escapar ni en la Tierra ni en el cielo y no tendréis, aparte de Dios, protector ni auxiliador.»

  • 29:23

    Y aquellos que no creen en las señales de Dios y en el encuentro con Él han desesperado de Mi misericordia y tendrán un castigo doloroso.

  • 29:24

    Y la respuesta de su pueblo no fue otra que decir: «¡Matadle!» o «¡Quemadle!» y Dios le salvó del fuego. En verdad, en ello hay una señal para gente que tiene fe.

  • 29:25

    [Abraham] dijo: «En verdad, lo que tomáis en lugar de Dios son ídolos, para establecer lazos de afecto entre vosotros en la vida mundanal. Luego, el Día del Levantamiento, renegaréis unos de otros y os maldeciréis unos a otros. Vuestra morada será el fuego y no tendréis quien os auxilie.»

  • 29:26

    Lot creyó en él y dijo: «En verdad, soy un emigrante hacia mi Señor. En verdad, Él es el Poderoso, el Sabio.»

  • 29:27

    Y le otorgamos a Isaac y a Jacob y pusimos en su descendencia la profecía y la Escritura Sagrada y le dimos su recompensa en esta vida y, en verdad, en la otra será de los Rectos.

  • 29:28

    Y [recuerda] a Lot cuando dijo a su pueblo: «En verdad, cometéis una indecencia que ningún ser humano había cometido antes de vosotros.

  • 29:29

    ¿Vais a los hombres, cortáis los caminos y cometéis lo reprobable en vuestras reuniones?» Pero la única respuesta de su pueblo fue decir: «¡Tráenos el castigo de Dios si eres de los que dicen la verdad!»

  • 29:30

    Él dijo: «¡Señor mío! ¡Auxíliame contra el pueblo de los corruptores!»

  • 29:31

    Y cuando vinieron Nuestros mensajeros a Abraham con la buena nueva, dijeron: «En verdad, destruiremos a la gente de esta ciudad. Verdaderamente, sus gentes son opresoras.»

  • 29:32

    Él dijo: «Lot también está en ella.» Ellos dijeron: «Nosotros sabemos bien quienes están en ella. Le salvaremos a él y a su familia, excepto a su esposa, que será de los que se queden.»

  • 29:33

    Y cuando Nuestros Mensajeros vinieron a Lot, él se preocupó por ellos y se angustió su corazón, pero ellos dijeron: «No tengas miedo y no estés preocupado. En verdad, os salvaremos a ti y a tu familia, excepto a tu esposa que será de los que se queden.

  • 29:34

    Haremos descender un castigo del cielo sobre la gente de esa ciudad porque son transgresores.»

  • 29:35

    Ciertamente, hemos dejado con ella una señal clara para una gente que razona.

  • 29:36

    Y [enviamos] a Madyan a su hermano Shuayb que les dijo: «¡Oh, pueblo mío! ¡Adorad a Dios y tened esperanza en el Último Día y no corrompáis en la Tierra!»

  • 29:37

    Pero le desmintieron y el terremoto les sorprendió y amanecieron muertos, caídos de bruces en sus casas.

  • 29:38

    Y a Ad y a Zamud. Y es evidente para vosotros por sus moradas. Satanás les embelleció sus acciones y les apartó del camino, a pesar de que ellos eran perspicaces.

  • 29:39

    Y Qarun y Faraón y Haman. Y, ciertamente, Moisés vino a ellos con las pruebas claras, pero ellos obraron con arrogancia en la Tierra y no triunfarán.

  • 29:40

    Así pues, tomamos a cada uno de ellos por sus pecados. A algunos de ellos Nosotros les enviamos una tormenta huracanada de piedras, a otros les sorprendió el Grito, a otros hicimos que se los tragase la tierra y a otros les ahogamos. Y no fue Dios quien les oprimió, ellos se oprimieron a sí mismos.

  • 29:41

    Si ellos supieran que el ejemplo de quienes toman otros amigos y protectores en lugar de Dios es como la araña que se hace una casa. En verdad, la más débil de las casas es la casa de la araña. Si ellos supieran…

  • 29:42

    En verdad, Dios conoce lo que ellos invocan en lugar de Él. Él es el Poderoso, el Sabio.

  • 29:43

    Y Nosotros ponemos estos ejemplos a las gentes, pero sólo los comprenden en profundidad las gentes de conocimiento.

  • 29:44

    Dios ha creado los cielos y la Tierra con la Verdad. En verdad, en ello hay una señal para los creyentes.

  • 29:45

    Recita lo que te ha sido revelado de la Escritura y haz la oración. En verdad, la oración protege del pecado y de la equivocación y el recuerdo de Dios es más grande. Y Dios sabe lo que hacéis.

  • 29:46

    Y no discutáis con la gente de la Escritura sino de la mejor manera -excepto con aquellos que son opresores- y dicen: «Creemos en lo que fue hecho descender a nosotros y en lo que fue hecho descender a vosotros y nuestro dios y el vuestro es uno y nosotros estamos sometidos a Él.»

  • 29:47

    Y, de la misma manera, hemos hecho descender a ti la Escritura. Y aquellos a quienes hemos dado la Escritura creen en ella y de estos algunos creen en ella. Y nadie combate Nuestras señales excepto quienes no son creyentes.

  • 29:48

    Y tú no recitabas ninguna Escritura antes de ésta ni la escribías con tu mano derecha, si no, los que falsean la Verdad habrían sembrado dudas.

  • 29:49

    Pero son señales claras en el pecho de aquellos a quienes les ha sido dado el conocimiento. Y no luchan contra Nuestras señales más que los opresores.

  • 29:50

    Y ellos dicen: «¿Por qué no se han hecho descender para él señales procedentes de su Señor?» Di: «En verdad, las señales están junto a Dios y, en verdad, yo sólo soy un claro amonestador.»

  • 29:51

    ¿Acaso no es suficiente para ellos el que Nosotros hagamos descender a ti la Escritura que les es recitada? En verdad, en ello hay una misericordia y un recuerdo para gente que es creyente.

  • 29:52

    Di: «Es suficiente con Dios de testigo entre yo y vosotros. Él conoce lo que hay en los cielos y en la Tierra. Y quienes creen en la falsedad y no creen en Dios son los perdedores.»

  • 29:53

    Y te piden que apresures su castigo. Si no fuera porque existe un plazo establecido, les habría llegado el castigo. Con seguridad, les llegará repentinamente, sin que se den cuenta.

  • 29:54

    Te piden que les apresures el castigo y, en verdad, el Infierno rodeará a los que no son creyentes

  • 29:55

    el día en que el castigo les cubra por encima y por debajo y Él diga: «¡Probad lo que hacíais!»

  • 29:56

    «¡Oh, siervos Míos creyentes! ¡Mi Tierra es amplia, por tanto, adoradme sólo a Mí!»

  • 29:57

    Todo ser probará la muerte. Luego se os hará regresar a Nosotros.

  • 29:58

    Y a aquellos que hayan creído y realizado buenas acciones les alojaremos en el Jardín en aposentos elevados bajo los cuales fluyen los ríos, en donde estarán eternamente. ¡Qué buena la recompensa de quienes obran bien!

  • 29:59

    ¡Esos que son pacientes y confían en su Señor!

  • 29:60

    ¡Cuántos animales hay que no cargan con su sustento! ¡Dios proporciona su sustento y el vuestro! Y Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe.

  • 29:61

    Y si les preguntas: «¿Quién ha creado los cielos y la Tierra y ha sometido al Sol y a la Luna?» seguro que dirán: «¡Dios!» Entonces ¿Por qué mienten?

  • 29:62

    Dios otorga con largueza Su provisión a quien Él quiere de Sus siervos y la restringe a quien Él quiere. Ciertamente, Dios es Quien mejor conoce todas las cosas.

  • 29:63

    Y si les preguntas: «¿Quién hace descender agua del cielo y da vida con ella a la tierra después de haber estado muerta?» Seguro que dirán: «¡Dios!» Di: «¡Alabado sea Dios!» Pero la mayoría de ellos no razonan.

  • 29:64

    Y la vida de este mundo no es más que distracción y juego y, en verdad, la morada de la otra vida es verdaderamente la Vida. ¡Si supieran!

  • 29:65

    Y cuando suben al barco invocan a Dios poniendo su fe en Él exclusivamente, pero cuando les deja a salvo en tierra adoran a los ídolos.

  • 29:66

    ¡Que rechacen lo que Nosotros les hemos dado y que disfruten! ¡Pronto sabrán!

  • 29:67

    ¿Acaso no ven que hemos establecido un santuario seguro mientras alrededor de ellos la gente es despojada? ¿Acaso tienen fe en la falsedad y descreen de la merced de Dios?

  • 29:68

    ¿Quién es más opresor que quien inventa una mentira sobre Dios o desmiente la Verdad cuando viene a él? ¿No está en el Infierno la morada de los que niegan la Verdad?

  • 29:69

    Y a quienes se esfuerzan por Nosotros, ciertamente, les guiaremos a Nuestros caminos. En verdad, Dios está con quienes hacen el bien.

Paylaş
Tweet'le