34 SEBE

  • 34:1

    Alabado sea Aquel a quien pertenece lo que hay en los cielos y en la Tierra. A Él pertenece la alabanza en la otra vida y Él es el Sabio, el Bien informado.

  • 34:2

    Él conoce lo que entra en la tierra y lo que sale de ella y lo que desciende del cielo y lo que asciende a él y Él es el Misericordiosísimo, el Perdonador.

  • 34:3

    Los que no son creyentes dicen: «La Hora no llegará a nosotros.» Di: «No es así. Juro por mi Señor que os llegará con seguridad. Él es el conocedor de lo que está oculto a los sentidos. No escapa de Él ni el peso de un átomo en los cielos y la Tierra, ni hay nada más pequeño que eso ni más grande que no esté en una Escritura clara,

  • 34:4

    para recompensar a quienes creen y obran rectamente. Ellos obtendrán un perdón y una provisión generosa.»

  • 34:5

    Pero quienes se esfuerzan en desvirtuar Nuestras señales tendrán un castigo doloroso por su pecado.

  • 34:6

    Y a quienes les fue dado el conocimiento ven que aquello que descendió a ti procedente de tu Señor es la Verdad y que guía al camino del Todopoderoso, el Digno de alabanza.

  • 34:7

    Y quienes no creen dicen: «¿Queréis que os indiquemos un hombre que os anuncie que, cuando estéis desmembrados y descompuestos, seréis creados nuevamente?»

  • 34:8

    «Él ha inventado una mentira sobre Dios o está poseído.» Pero, quienes no creen en la otra vida, estarán en el castigo y en un extravío profundo.

  • 34:9

    ¿Acaso no ven los cielos y la tierra que tienen delante y detrás de ellos? Si Nosotros quisiéramos, haríamos que la tierra se los tragase o que cayese sobre ellos una parte del cielo. En verdad, en ello hay una señal para todo siervo que se vuelve a su Señor.

  • 34:10

    Ciertamente, otorgamos un favor a Nuestro siervo David: «¡Oh, montañas y aves, cantad alabanzas con él!» E hicimos que el hierro fuese blando para él:

  • 34:11

    «Haz cotas de malla y ajusta la medida de los anillos al tejerlas.» Y obrad rectamente. En verdad, Yo observo lo que hacéis.

  • 34:12

    Y [sometimos] a Salomón el viento, que en una mañana hacía el recorrido de un mes y en una tarde el de otro mes e hicimos que manará para él la fuente de bronce fundido y que algunos genios trabajasen para él con permiso de su Señor. Y a quien de ellos desobedecía Nuestras órdenes le hacíamos probar el castigo del fuego.

  • 34:13

    Ellos hacían para él lo que quería: templos, estatuas, recipientes como estanques y grandes marmitas que no se podían trasladar. «Familia de David ¡Sed agradecidos!» ¡Pocos de Mis siervos son agradecidos!

  • 34:14

    Y, cuando decretamos para él la muerte, nada les indicó su muerte excepto un animal de la tierra que se comió su bastón. Así pues, cuando él cayó, se les hizo claro a los genios que si hubieran tenido conocimiento de lo que está oculto a los sentidos no habrían permanecido en el castigo humillante.

  • 34:15

    Ciertamente, en el lugar en el que los Sabeos vivían había una señal milagrosa: dos jardines a derecha e izquierda. «¡Comed de la provisión de vuestro Señor y agradecedle [el tener] un buen país y un Señor perdonador!»

  • 34:16

    Pero se apartaron y enviamos sobre ellos la inundación del dique y cambiamos sus dos huertos por otros dos que daban frutos amargos, tamariscos y algunos arbustos de azufaifos.

  • 34:17

    Esa es la recompensa que tuvieron por su ingratitud ¿Acaso recompensamos así excepto a los desagradecidos?

  • 34:18

    Pusimos, entre ellos y las ciudades que Nosotros habíamos bendecido, ciudades que se divisaban y establecimos caminos equidistantes entre ellas. «¡Viajad por ellos de noche y de día con seguridad!»

  • 34:19

    Pero dijeron: «¡Señor nuestro! Alarga las distancias de nuestros viajes.» Y ellos mismos se oprimieron. Hicimos que fueran leyenda y les dispersamos completamente. En verdad, en ello hay señales para todo el que es muy paciente y muy agradecido.

  • 34:20

    Y, ciertamente, Iblís confirmó sus suposiciones sobre ellos, pues le siguieron todos excepto un grupo de los creyentes,

  • 34:21

    pues sobre ellos no tenía poder. Sólo queríamos distinguir a quién de ellos creía en la otra vida de quienes tenían dudas sobre ella. Y tu Señor tiene buen cuidado de todas las cosas.

  • 34:22

    Di: «¡Invocad a quienes vosotros pensáis que son dioses en lugar de Dios! Ellos no poseen ni el peso de un átomo en los cielos ni en la Tierra, ni tienen parte en ambos, ni ninguno de ellos es Su ayudante.»

  • 34:23

    «Y sólo tiene beneficio la intercesión de aquellos a quienes Él de permiso.» Hasta que, cuando el temor se aleje de sus corazones, digan: «¿Qué ha dicho vuestro Señor?» Ellos dirán: «La Verdad y Él es el Altísimo, el Grande.»

  • 34:24

    Di: «¿Quién os procura el sustento de los cielos y la Tierra?» Di: «¡Dios! Entre nosotros y vosotros unos estamos bien guiados y otros en un error evidente.»

  • 34:25

    Di: «No se os pedirán cuentas por nuestros pecados, ni a nosotros por los que vosotros cometéis.»

  • 34:26

    Di: «Nuestro Señor nos reunirá a todos y juzgará entre nosotros con justicia y Él es el Juez que todo lo sabe.»

  • 34:27

    Di: «Mostradme a quienes consideráis Sus socios. Pero no es así. Él es Dios, el Todopoderoso, el Sabio.»

  • 34:28

    No te hemos enviado a la gente sino como una protección ante el pecado, portador de buenas nuevas y amonestador, pero la mayoría de las gentes no saben

  • 34:29

    y dicen: «¿Cuándo tendrá lugar vuestra promesa, si es que sois sinceros?»

  • 34:30

    Di: «Tenéis cita un día que no se os retrasará ni adelantará ni una hora.»

  • 34:31

    Y quienes no son creyentes dicen: «No creemos en ese Corán ni en lo que vino antes de él.» Pero, si pudieses ver cuando los opresores estén ante su Señor culpándose unos a otros. Aquellos que fueron oprimidos dirán a los arrogantes: «Si no hubiese sido por vosotros habríamos sido creyentes.»

  • 34:32

    Aquellos que fueron arrogantes dirán a los oprimidos: «¿Acaso nosotros os apartamos de la buena guía cuando llegó a vosotros? No. Sino que erais pecadores.»

  • 34:33

    Y los oprimidos dirán a los arrogantes: «No. Fueron vuestras maquinaciones de noche y de día, ordenándonos que no creyésemos en Dios y que le atribuyésemos semejantes.» Cuando vean el castigo, ocultarán su remordimiento. Y pondremos argollas de hierro en los cuellos de quienes no creyeron. ¿Acaso se les retribuirá excepto por lo que hacían?

  • 34:34

    Y no hemos enviado a ningún pueblo un amonestador sin que quienes vivían en la opulencia dijeran: «No creeremos en aquello con lo que habéis sido enviados.»

  • 34:35

    Y dijeran: «Nosotros poseemos más riqueza e hijos. No seremos castigados»

  • 34:36

    Di: «En verdad, mi Señor incrementa o restringe la provisión a quien Él quiere, pero la mayoría de las personas no saben»

  • 34:37

    Y no es con vuestro dinero ni con vuestros hijos con lo que podéis acercaros a Nosotros, sino quienes crean y obren rectamente. Esos obtendrán dos veces la recompensa por lo que hicieron y estarán a salvo en aposentos elevados.

  • 34:38

    Y quienes se esfuerzan por negar e invalidar Nuestras señales, permanecerán en el castigo

  • 34:39

    Di: «En verdad, Dios otorga con largueza Su provisión a quien Él quiere de Sus siervos y la restringe a quien Él quiere y Él os restituirá aquello que repartáis, pues Él es el mejor de los proveedores.»

  • 34:40

    Y el día que les reúna a todos, dirá a los ángeles: «¿Es a vosotros a quienes ellos adoraban?»

  • 34:41

    Ellos dirán: «¡Gloria a Ti! ¡Tú eres nuestros amigo y protector, no ellos! Ellos adoraban a los genios. La mayoría tenía fe en ellos»

  • 34:42

    Y hoy no podréis beneficiaros ni perjudicaros unos a otros y diremos a quienes oprimieron: «Probad el castigo del Fuego que vosotros desmentíais»

  • 34:43

    Y cuando les son recitados nuestros versículos claros dicen: «Éste no es más que un hombre que quiere apartaros de aquello que adoraban vuestros padres.» Y dicen: «Esto no es más que una mentira inventada.» Y dicen los que no son creyentes cuando la Verdad viene a ellos: «Esto no es más que magia evidente»

  • 34:44

    Nosotros no les dimos ninguna de las Escrituras [Sagradas] para que la estudiasen ni les habíamos enviado antes de tí ningún amonestador.

  • 34:45

    También desmintieron los que vinieron antes de ellos y ellos no han obtenido ni la décima parte de lo que les dimos, pero desmintieron a Mis Mensajeros y ¡cómo fue mi Castigo!

  • 34:46

    Di: «En verdad, os recomiendo una cosa: Que os pongáis en pie por Dios, por parejas o individualmente, y reflexionéis.» Vuestro compañero no es un poseso. Verdaderamente, él no es para vosotros más que un advertidor del grave castigo que os aguarda.

  • 34:47

    Di: «No os pido una recompensa. Para vosotros. En verdad, mi recompensa sólo concierne a Dios y Él es testigo de todas las cosas»

  • 34:48

    Di: «En verdad, mi Señor aleja la falsedad con la Verdad. Él conoce lo que no se puede percibir con los sentidos»

  • 34:49

    Di: «Ha venido la Verdad y la falsedad no puede crear ni recrear

  • 34:50

    Di: «Si me extravío, me extravío por mi ego y si me guío rectamente es gracias a lo que mi Señor me ha revelado. En verdad, Él todo lo oye, está cerca»

  • 34:51

    Y, si vieras cuando estén aterrorizados pero no puedan escapar y sean atrapados desde un lugar cercano

  • 34:52

    y digan: «¡Creémos en él!» Pero ¿cómo podrán alcanzarlo desde un lugar tan alejado?

  • 34:53

    Habiendo descreído de él anteriormente y habiendo rechazado desde un lugar alejado lo que no se percibe con los sentidos.

  • 34:54

    Se interpondrá una barrera entre ellos y lo que ellos desean, lo mismo que sucedió con sus semejantes anteriormente. En verdad, ellos tenían una seria duda.

Paylaş
Tweet'le