35 FATIR

  • 35:1

    Alabado sea Dios, Creador de los cielos y la Tierra y Quien ha puesto a los ángeles como mensajeros y poseedores de alas dobles, triples o cuádruples. Él añade a la creación lo que quiere. En verdad, Dios tiene poder sobre toda la creación

  • 35:2

    La misericordia que Dios libra para los seres humanos nadie puede obstaculizarla y lo que Él impide nadie después de Él puede realizarlo, pues Él es el Todopoderoso, el Sabio.

  • 35:3

    ¡Oh, gentes! ¡Recordad las mercedes que Dios ha tenido con vosotros! ¿Hay en la creación, aparte de Dios, quien os provea de lo que hay en los cielos y en la Tierra? No hay más dios que Él. ¿Cómo, pues, os desviáis?

  • 35:4

    Y si te desmienten, también desmintieron a Mensajeros anteriores a ti, pero los asuntos regresan a Dios.

  • 35:5

    ¡Oh, humanos! En verdad, la promesa de Dios es verdadera. Por tanto, que la vida mundanal no os vuelva soberbios y que el Soberbio no os haga soberbios frente a Dios.

  • 35:6

    En verdad, Satanás en un enemigo para vosotros, así pues, tenedle por enemigo. En verdad, él invita a sus partidarios a que sean gente para el Fuego flamígero.

  • 35:7

    Para quienes no creen hay un duro castigo y para quienes creen y obran rectamente hay perdón y una gran recompensa.

  • 35:8

    ¿Acaso aquel a quien le parecen hermosos sus malos actos y los ve como buenos…? En verdad, Dios extravía a quien Él quiere y guía a quien Él quiere. Así pues, no sientas pena por ellos. En verdad, Dios sabe lo que ellos hacen.

  • 35:9

    Es Dios Quien envía los vientos que levantan las nubes y Nosotros las dirigimos hacia una región muerta y damos vida con ella a la Tierra después de su muerte. Así mismo será la Resurrección.

  • 35:10

    Quien quiera el poder y la gloria, sepa que todo el poder y la gloria pertenecen a Dios. A Él asciende la buena palabra y la obra recta la eleva. Y quienes planean maldades tendrán un duro castigo y sus planes serán destruidos.

  • 35:11

    Dios os ha creado de tierra, luego de una gota, luego os ha puesto en parejas. No hay hembra que conciba o que de a luz sin Su conocimiento y a nadie se le alarga la vida o se le acorta sin que esté consignado en una Escritura. En verdad, eso es fácil para Dios.

  • 35:12

    No son iguales las dos grandes extensiones de agua. na es pura y dulce, agradable de beber y la otra es salada y desagradable, y de ambas coméis carne fresca y extraéis adornos con los que os vestís. Y ves las naves que las surcan para que busquéis Su favor y, quizás así, agradezcáis.

  • 35:13

    Él introduce la noche en el día e introduce el día en la noche y ha sometido al Sol y a la Luna, que transcurren durante un plazo establecido. Ese es Dios vuestro Señor. A Él pertenece el gobierno. Y quienes vosotros invocáis en lugar de Él, no gobiernan ni la piel del hueso de un dátil.

  • 35:14

    Si les invocáis no escuchan vuestra invocación y si la escuchan no os pueden dar respuesta y el Día del Levantamiento renegarán de vuestra idolatría. Y nadie te puede informar como Uno que está bien informado.

  • 35:15

    ¡Oh, humanos! Vosotros sois los necesitados de Dios y Dios es el Autosuficiente, el Rico por sí mismo, el Digno de alabanza.

  • 35:16

    Sí Él quisiera os eliminaría y haría una nueva creación.

  • 35:17

    Eso no es difícil para Dios.

  • 35:18

    Nadie cargará con la carga de los pecados de otro y si alguien cuya carga sea muy pesada pide a otro que la lleve, nadie cargará nada de ella, aunque sea un pariente cercano. Y, en verdad, tu amonestación sólo surte efecto sobre quienes temen a su Señor en secreto y hacen la oración. Quien se purifica, se purifica para su propio beneficio y el regreso es hacia Dios.

  • 35:19

    Y no son iguales el ciego y el que ve,

  • 35:20

    ni las tinieblas y la luz.

  • 35:21

    ni la sombra y el calor abrasador.

  • 35:22

    Ni son iguales los vivos y los muertos. En verdad, Dios hace oír a quien Él quiere, pero tú no puedes hacer oír a quienes están en las tumbas.

  • 35:23

    En verdad, tú no eres más que un amonestador.

  • 35:24

    Ciertamente, te hemos enviado con la Verdad, como portador de buenas nuevas y amonestador, pues no hay comunidad por la que no haya pasado un amonestador.

  • 35:25

    Y si te desmienten, también desmintieron quienes vinieron antes de ellos. Vinieron a ellos sus Mensajeros con las pruebas claras, con los Salmos y con la Escritura luminosa.

  • 35:26

    Luego, atrapamos a quienes no creyeron y ¡Cuál fue mi rechazo!

  • 35:27

    ¿Acaso no has visto que Dios hace descender el agua y hacemos salir con ella frutos de variados colores? Y en las montañas hay vetas de diferentes colores: blancas, rojas y de un negro intenso.

  • 35:28

    Y los humanos, las bestias y el ganado también son de diferentes colores. En verdad, de Sus siervos, sólo temen a Dios los que son sabios. En verdad, Dios es todopoderoso, perdonador.

  • 35:29

    En verdad, quienes recitan la Escritura de Dios y hacen la oración y reparten secreta y abiertamente de lo que nosotros les hemos proveído esperan realizar una transacción que no tiene perjuicio

  • 35:30

    Dios les dará su recompensa y les aumentará Su favor. En verdad, Él es perdonador, agradecido.

  • 35:31

    Y lo que Nosotros te hemos revelado de la Escritura es la Verdad que confirma lo que fue revelado antes de ella. En verdad, Dios está bien informado, ve a Sus siervos.

  • 35:32

    Luego dimos en herencia la Escritura a quienes escogimos de Nuestros siervos, pues entre ellos hay quienes oprimen sus almas, otros que siguen un camino moderado y otros que van por delante en la realización de buenas obras con el permiso de Dios. Ese es el gran favor.

  • 35:33

    Entrarán en los Jardines del Edén y allí se adornarán con pulseras de oro y perlas y sus vestidos allí serán de seda.

  • 35:34

    Y dirán: «Alabado sea Dios que ha apartado de nosotros la congoja. En verdad, nuestro Señor es perdonador, agradecido.

  • 35:35

    Él nos ha hecho lícita, por Su favor, la Morada Permanente en la que no sufriremos adversidad ni sufriremos fatiga.»

  • 35:36

    Y para quienes no creyeron, el fuego del Infierno. No se les permitirá morir ni se les aliviará su castigo. Así es como Nosotros castigamos a todo el que trató de ocultar la Verdad.

  • 35:37

    Allí se lamentarán a gritos: «¡Señor nuestro! ¡Sácanos para que obremos rectamente, a diferencia de lo que hacíamos!» «¿Es que no os dimos suficiente vida para que quien hubiese querido reflexionar se hubiese dejado amonestar y no vino a vosotros el amonestador?» «Así pues ¡Probad!» Los opresores no tendrán quien les auxilie.

  • 35:38

    En verdad, Dios es Quien conoce lo que está oculto a los sentidos en los cielos y en la Tierra. En verdad, Él es Quien conoce lo que hay en el fondo de los corazones.

  • 35:39

    Él es Quien os ha puesto como herederos en la Tierra. Así pues, quien trate de ocultar la Verdad, se perjudicará a sí mismo. La falta de fe de quienes niegan la realidad sólo sirve para incrementar el disgusto de su Señor. La falta de fe de quienes niegan la realidad sólo incrementa su propio perjuicio.

  • 35:40

    Di: «¿Habéis visto a vuestros asociados, aquellos que invocáis en lugar de Dios? Mostradme lo que han creado en la Tierra o si tienen parte alguna en los cielos o si Nosotros les hemos dado alguna Escritura en la cual puedan apoyarse como una prueba clara.» ¡No! Los opresores sólo se prometen mentiras unos a otros.

  • 35:41

    En verdad, Dios mantiene los cielos y la Tierra para que no se caigan y si se cayesen nadie podría mantenerlos excepto Él. En verdad, Él es indulgente, perdonador.

  • 35:42

    Juraron por Dios con solemnes testimonios que si viniese a ellos un amonestador seguirían la guía mejor que ninguna otra comunidad, pero cuando vino a ellos un amonestador sólo incrementó su rechazo,

  • 35:43

    comportándose con arrogancia en la Tierra y maquinando el mal. Pero las malas maquinaciones sólo recaen sobre quienes las realizan. Así pues ¿Acaso esperan otra suerte que la que tuvieron los antiguos? No encontrarán cambios en la práctica de Dios ni encontrarán variaciones en la práctica de Dios.

  • 35:44

    ¿Acaso no han viajado por la Tierra y han visto cuál fue el final de quienes vivieron antes de ellos aunque fueron más fuertes y poderosos que ellos? Nada en los cielos ni la Tierra puede debilitar a Dios. En verdad, Él todo lo conoce, todo lo puede.

  • 35:45

    Si Dios castigase a los seres humanos por lo que sus actos merecen no dejaría a ningún ser vivo sobre la superficie de la Tierra, pero lo pospone para un plazo ya establecido. Y cuando llegue su plazo… Dios observa a Sus siervos.

Paylaş
Tweet'le