37 SAFFAT

  • 37:1

    Juro por los que han sido ordenados en filas,

  • 37:2

    que apartan vigorosamente,

  • 37:3

    que recitan un Recuerdo.

  • 37:4

    En verdad, vuestro dios es Uno.

  • 37:5

    El Señor de los cielos y la Tierra y de lo que hay entre ambos y el Señor de los Orientes.

  • 37:6

    En verdad, hemos embellecido el cielo de este mundo con las estrellas, como adorno

  • 37:7

    y protección contra cualquier demonio rebelde,

  • 37:8

    para que no puedan escuchar al Consejo Supremo y sean apedreados desde todas partes

  • 37:9

    y expulsados. Y les aguarda, necesariamente, un castigo.

  • 37:10

    Y si alguno escucha algo, es perseguido por una estrella fugaz certera.

  • 37:11

    Pregúntales: ¿Son ellos más difíciles de crear o aquellos a quienes Nosotros hemos creado? En verdad, a ellos los hemos creado de barro viscoso.

  • 37:12

    Tú te asombras, pero ellos se burlan

  • 37:13

    y si se les amonesta no recapacitan

  • 37:14

    y cuando ven un milagro se burlan

  • 37:15

    y dicen: «Eso no es más que magia evidente.

  • 37:16

    ¿Acaso cuando muramos y seamos tierra y huesos seremos resucitados

  • 37:17

    y también nuestros primeros padres?»

  • 37:18

    Di: «Sí. Y seréis humillados.»

  • 37:19

    Será un solo grito y todos lo verán

  • 37:20

    y dirán: «¡Ay de nosotros! ¡Este es el Día de la Recompensa!»

  • 37:21

    Este es el Día de la Separación que negabais.

  • 37:22

    Reunid a los opresores, a sus pares y a lo que adoraban

  • 37:23

    en lugar de Dios, guiadles hacia El camino Del infierno

  • 37:24

    y paradles. En verdad, se les preguntara:

  • 37:25

    «¿Qué os pasa que no os ayudáis unos a otros?»

  • 37:26

    Pero ese día estarán sometidos

  • 37:27

    y enfrentados. Unos interrogarán a otros

  • 37:28

    diciendo: «En verdad, vinisteis a nosotros por la derecha.»

  • 37:29

    Ellos dirán: «¡Vosotros no erais creyentes!

  • 37:30

    Nosotros no teníamos ninguna autoridad sobre vosotros. ¡Erais una gente endiosada y rebelde!»

  • 37:31

    «Se ha verificado sobre nosotros la palabra de nuestro Señor. En verdad, lo probaremos.

  • 37:32

    ¡Claro que os extraviamos! ¡Nosotros mismos estábamos extraviados!»

  • 37:33

    Así que, ese día compartirán el castigo.

  • 37:34

    En verdad, eso es lo que hacemos con los pecadores.

  • 37:35

    En verdad, ellos se mostraban altivos cuando se les decía: «Hay un solo Dios.»

  • 37:36

    Y decían: «¿Vamos a abandonar a nuestros dioses por un poeta loco?»

  • 37:37

    Pero el traía la Verdad y confirmaba a los Mensajeros [anteriores].

  • 37:38

    En verdad, probaréis el castigo doloroso.

  • 37:39

    Solamente seréis retribuidos por lo que hacíais.

  • 37:40

    Excepto los siervos puros de Dios.

  • 37:41

    Para ellos habrá una provisión conocida:

  • 37:42

    Frutos variados. Y serán tratados con generosidad

  • 37:43

    en los Jardines de las Delicias.

  • 37:44

    Estarán sobre lechos, unos frente a otros

  • 37:45

    y (sirvientes) circularán a su alrededor escanciándoles copas de un líquido transparente,

  • 37:46

    blanco y delicioso al paladar de los bebedores,

  • 37:47

    que no les perjudicará ni les embriagará.

  • 37:48

    Junto a ellos habrá seres de modesta mirada y hermosos ojos

  • 37:49

    como si fuesen perlas semicerradas.

  • 37:50

    Y, vueltos unos hacia los otros, se preguntarán entre ellos.

  • 37:51

    Uno de ellos dirá: «Yo tenía un compañero

  • 37:52

    que decía: ¿Eres tú de los que afirman

  • 37:53

    que cuando muramos y seamos polvo y huesos seremos vueltos a la vida y recompensados por nuestros actos?»

  • 37:54

    Él dirá: «¿Podéis investigar?»

  • 37:55

    Investigarán y le verán en mitad del Infierno.

  • 37:56

    Él dirá: «Juro por Dios que estuviste a punto de hacerme caer

  • 37:57

    y si no hubiese sido por el favor de mi Señor habría sido de los destinados al castigo.»

  • 37:58

    «¿Es cierto que ya no moriremos

  • 37:59

    después de nuestra primera muerte y que no seremos castigados?

  • 37:60

    ¡En verdad, éste es el triunfo inmenso!»

  • 37:61

    Que quienes trabajan trabajen para conseguir algo como esto!

  • 37:62

    ¿Es éste mejor alojamiento o el árbol de Zaqqum?

  • 37:63

    En verdad, lo hemos puesto como una prueba para los opresores.

  • 37:64

    Es, en verdad, un árbol que surge en el fondo del Infierno,

  • 37:65

    cuyos brotes semejan cabezas de demonios

  • 37:66

    y del que ellos comerán y del que llenarán sus estómagos.

  • 37:67

    Luego, beberán una mezcla con agua hirviente y abrasadora.

  • 37:68

    Luego, regresarán al Infierno.

  • 37:69

    Allí se encontrarán con sus padres extraviados,

  • 37:70

    por haberse apresurado a seguir las huellas de sus pasos.

  • 37:71

    Ciertamente, antes de ellos se extraviaron la mayoría de los antepasados,

  • 37:72

    aunque, ciertamente, les habíamos enviado amonestadores.

  • 37:73

    Observa cuál fue el final de los amonestados

  • 37:74

    exceptuando a los siervos puros de Dios.

  • 37:75

    Ciertamente, Noé Nos invocó y ¡Qué bien le respondimos!

  • 37:76

    Y le salvamos, a él y a su familia, de la agonía inmensa.

  • 37:77

    E hicimos que sus descendientes sobreviviesen

  • 37:78

    y dejamos su buen nombre para la posteridad.

  • 37:79

    ¡La paz sea con Noé en todos los mundos!

  • 37:80

    Así es cómo Nosotros recompensamos a quienes hacen el bien.

  • 37:81

    En verdad, él era uno de Nuestros siervos creyentes.

  • 37:82

    Por tanto, hicimos que los demás se ahogasen.

  • 37:83

    Y, en verdad, entre Nuestros seguidores está Abraham.

  • 37:84

    [Recuerda] cuando vino a su Señor con un corazón sano

  • 37:85

    y cuando dijo a su padre y a su pueblo: «¿Qué es lo que adoráis?”

  • 37:86

    “¿Queréis falsos dioses en lugar de Dios?

  • 37:87

    ¿Cuál es vuestra idea acerca del Señor de los Mundos?»

  • 37:88

    Y miró a las estrellas

  • 37:89

    y dijo: «En verdad, estoy enfermo.»

  • 37:90

    y le dieron la espalda y se alejaron.

  • 37:91

    Entonces se dirigió hacia los dioses de ellos y dijo: «¿Es que no coméis?»

  • 37:92

    «¿Por qué no habláis?»

  • 37:93

    Así que fue hacia ellos y les golpeó con la mano derecha.

  • 37:94

    Ellos fueron apresuradamente junto a él.

  • 37:95

    Él dijo: «¿Adoráis lo que vosotros mismos esculpís

  • 37:96

    cuando Dios os ha creado a vosotros y lo que vosotros hacéis?»

  • 37:97

    Ellos dijeron: «Construid una estructura para él y ponedle en medio del fuego llameante.»

  • 37:98

    Quisieron tramar un plan contra él pero Nosotros les humillamos.

  • 37:99

    Dijo: «En verdad, voy hacia mi Señor y Él me guiará.»

  • 37:100

    «¡Señor mío! ¡Otórgame un hijo de los Rectos!»

  • 37:101

    Y Nosotros le anunciamos la buena noticia de un joven complaciente.

  • 37:102

    Así pues, cuando tuvo edad para esforzarse le dijo: «¡Oh, hijito mío! He visto en mi sueño que te sacrificaba. ¿Qué opinas?» Él dijo: «¡Oh padre mío! ¡Haz lo que se te ha ordenado! Encontrarás que soy, si Dios quiere, de los pacientes.»

  • 37:103

    Así pues, cuando ambos se hubieron sometido y le puso la sien en el suelo,

  • 37:104

    le llamamos: «¡Oh, Abraham!

  • 37:105

    ¡Ciertamente, ya has verificado tu visión!» En verdad, así es como recompensamos a quienes hacen el bien.

  • 37:106

    Ésta fue una prueba evidente.

  • 37:107

    Y le rescatamos a cambio de un sacrificio inmenso.

  • 37:108

    y dejamos de él un buen nombre para la posteridad.

  • 37:109

    ¡La paz sea sobre Abraham!

  • 37:110

    Así es como recompensamos a quienes hacen el bien.

  • 37:111

    En verdad, él era uno de Nuestros siervos creyentes.

  • 37:112

    Y le dimos la buena nueva de Isaac, profeta y uno de los Rectos.

  • 37:113

    Y le bendijimos a él y a Isaac. Y, entre los descendientes de ambos, algunos fueron virtuosos y otros oprimieron su alma de manera evidente.

  • 37:114

    Y, ciertamente, favorecimos a Moisés y a Aarón

  • 37:115

    y salvamos a ellos y a su pueblo de la gran dificultad.

  • 37:116

    Y les auxiliamos y fueron ellos los vencedores.

  • 37:117

    Y dimos a ambos la Escritura esclarecedora.

  • 37:118

    Y les guiamos a ambos al camino recto

  • 37:119

    y dejamos de ambos un buen nombre para la posteridad.

  • 37:120

    ¡La paz sea sobre Moisés y Aarón!

  • 37:121

    Así es como recompensamos a quienes hacen el bien.

  • 37:122

    En verdad, ambos eran de Mis siervos creyentes.

  • 37:123

    Y, en verdad, Elías era de los Mensajeros.

  • 37:124

    [Recuerda] Cuando dijo a su pueblo: «¿Es que no seréis temerosos de Dios?

  • 37:125

    ¿Invocáis a Baal y abandonáis al mejor de los creadores:

  • 37:126

    Dios, vuestro Señor y el Señor de vuestros primeros padres?»

  • 37:127

    Pero le desmintieron y, en verdad, se les hará comparecer.

  • 37:128

    Excepto a los siervos puros de Dios.

  • 37:129

    Y dejamos de él un buen nombre para la posteridad.

  • 37:130

    ¡La paz sea sobre la familia de Ya Sin!

  • 37:131

    Así es como recompensamos a quienes hacen el bien.

  • 37:132

    En verdad, él era uno de Nuestros siervos creyentes.

  • 37:133

    Y, en verdad, Lot fue uno de los Mensajeros.

  • 37:134

    [Recuerda] Cuando le salvamos a él y a su familia, a todos ellos,

  • 37:135

    excepto a una anciana, que fue de los que se quedaron atrás.

  • 37:136

    Luego, aniquilamos a los demás.

  • 37:137

    Y vosotros pasáis por sus ruinas por la mañana

  • 37:138

    y por la noche. ¿Es que no pensáis?

  • 37:139

    Y, en verdad, Jonás fue uno de los Mensajeros.

  • 37:140

    [Recuerda] Cuando se escapó en la nave repleta

  • 37:141

    y echaron a suertes y salió elegido

  • 37:142

    y el pez se lo tragó y ese fue su castigo.

  • 37:143

    Y si no hubiese sido de los que glorifican a Dios

  • 37:144

    habría permanecido en su estómago hasta el día en que todos serán resucitados.

  • 37:145

    Y le arrojamos enfermo a una playa sin sombra

  • 37:146

    e hicimos crecer sobre él una gran planta de calabaza.

  • 37:147

    Y le enviamos a una comunidad de cien mil o más,

  • 37:148

    que creyeron y Nosotros les permitimos disfrutar hasta un plazo establecido.

  • 37:149

    Pregúntales: «¿Son para tu Señor las hijas y para ellos los hijos?

  • 37:150

    ¿O hemos creado a los ángeles del género femenino y ellos fueron testigos?»

  • 37:151

    ¿Acaso no mienten cuando dicen:

  • 37:152

    «Dios tiene hijos.»? ¡Mienten!

  • 37:153

    ¿Ha preferido Él las hijas a los hijos?

  • 37:154

    ¿Qué os pasa? ¿Cómo juzgáis de esa manera?

  • 37:155

    ¿Es que no reflexionáis?

  • 37:156

    ¿O es que poseéis una prueba evidente?

  • 37:157

    ¡Traed pues vuestra Escritura si es verdad lo que decís!

  • 37:158

    Y han establecido un lazo de parentesco entre Él y los genios. Los genios saben que ellos habrán de comparecer.

  • 37:159

    Glorificado sea Dios por encima de lo que Le atribuyen,

  • 37:160

    excepto los siervos puros de Dios.

  • 37:161

    Ciertamente, vosotros y lo que vosotros adoráis

  • 37:162

    no podréis extraviar a nadie

  • 37:163

    más que a quienes arderán en el Infierno.

  • 37:164

    «No hay ninguno de nosotros que no ocupe su lugar determinado,

  • 37:165

    y, en verdad, somos nosotros los que estamos ordenados en filas

  • 37:166

    y, en verdad, somos nosotros quienes celebramos la gloria de Dios.»

  • 37:167

    En verdad, ellos siempre dicen:

  • 37:168

    «Si poseyésemos un Recuerdo procedente de los primeros

  • 37:169

    sólo adoraríamos a Dios.»

  • 37:170

    Pero no creyeron en él y ¡Pronto van a saber!

  • 37:171

    Ciertamente, Nuestra promesa ya vino anteriormente a Nuestros siervos los Mensajeros:

  • 37:172

    «Con seguridad, ellos serán los auxiliados

  • 37:173

    y, en verdad, Nuestras tropas serán las vencedoras.»

  • 37:174

    Así pues, dales un plazo

  • 37:175

    y obsérvales. Pronto verán.

  • 37:176

    ¿Quieren apresurar Nuestro castigo?

  • 37:177

    Cuando descienda en su lugar ¡Qué mal amanecer el de quienes ya habían sido amonestados!

  • 37:178

    Así pues, ¡Apártate de ellos hasta un plazo

  • 37:179

    y observa! ¡Pronto van a ver!

  • 37:180

    ¡Glorificado sea tu Señor, Señor del Poder, por encima de lo que le atribuyen!

  • 37:181

    Y la paz sea con los Mensajeros

  • 37:182

    y alabado sea Dios, Señor del Universo.

Paylaş
Tweet'le