46 AHKAF

  • 46:1

    Ha, Mim.

  • 46:2

    El descenso de la Escritura proviene del Todopoderoso, el Sabio.

  • 46:3

    No hemos creado los cielos y la Tierra ni lo que hay entre ellos excepto con la Verdad y por un plazo determinado. Pero quienes no creen no hacen caso de aquello con lo que se les amonesta.

  • 46:4

    Di: «¿Habéis visto aquello que invocáis en lugar de Dios? Mostradme lo que ellos han creado de la Tierra. ¿Tienen alguna participación en los cielos? Traedme una Escritura anterior a ésta o algún vestigio de conocimiento si es que sois sinceros.»

  • 46:5

    Y ¿Quién está más extraviado que quien invoca en lugar de Dios a quien no le responderá hasta el Día del Levantamiento y que no presta atención a sus invocaciones?

  • 46:6

    Y que, cuando los seres humanos sean sacados, serán enemigos para ellos y rechazarán su adoración.

  • 46:7

    Y cuando les son recitados Nuestros versículos claros, aquellos que no creen dicen de la Verdad cuando llega a ellos: «Esto es magia evidente.»

  • 46:8

    o dicen: «Él lo ha inventado.» Di: «Si yo lo hubiera inventado no podríais hacer nada por mí ante Dios. Él es Quien mejor sabe lo que difundís sobre él. Él es suficiente testigo entre mí y vosotros y Él es el Perdonador, el Clementísimo con los creyentes.»

  • 46:9

    Di: «Yo no soy el primer Mensajero que ha venido y no sé lo que se hará conmigo ni con vosotros. Sólo sigo lo que me ha sido revelado y sólo soy un amonestador claro.»

  • 46:10

    Di: «¿Habéis visto si acaso procede de Dios y vosotros no creéis en él y un testigo de los Hijos de Israel da testimonio de algo semejante y cree en ello mientras vosotros os mostráis altivos ante ello? En verdad, Dios no guía a la gente opresora.»

  • 46:11

    Y los que no creen dicen sobre los creyentes: «Si fuera algo bueno no se nos habrían adelantado en ello.» Y, como ellos no son guiados por él, dicen: «Es una vieja mentira.»

  • 46:12

    Y, antes de él, la Escritura de Moisés fue una guía y una misericordia y ésta es una Escritura que la confirma en lengua árabe, para amonestar a quienes oprimen y una buena noticia para quienes son buenos.

  • 46:13

    En verdad, quienes dicen: «Nuestro Señor es Dios.» y luego se mantienen firmes, no tendrán que temer y no estarán tristes.

  • 46:14

    Ellos son la gente del Jardín en el que estarán eternamente en recompensa por lo que hacían.

  • 46:15

    Y hemos encomendado al ser humano que sea bueno con sus padres. Su madre le cargó con esfuerzo y con esfuerzo le dio a luz. Y su embarazo y su lactancia toman treinta meses. Hasta que, al alcanzar la edad adulta y alcanzar la madurez a los cuarenta años, dice: «¡Señor mío! Inspírame para que agradezca los favores con que nos has agraciado a mí y a mis padres y para realizar actos buenos de los que Tú estés satisfecho y haz que mis descendientes sean rectos.» «En verdad, a Ti me vuelvo arrepentido y, en verdad, soy de los sometidos a Ti.»

  • 46:16

    Esos son aquellos de quienes Nosotros aceptamos lo mejor de lo que hacen y perdonamos sus faltas. Y estarán entre la gente del Jardín. Es la promesa verdadera que se les ha hecho.

  • 46:17

    Y quien diga a sus padres: «¡Uf con vosotros dos! ¿Acaso me prometéis que seré sacado de la tumba, cuando otras generaciones han pasado antes de mí?» Y ambos invocarán la ayuda de Dios: «¡Ay de ti! ¡Cree! ¡En verdad, la promesa de Dios es verdadera!» Y él diga: «¡Eso no son más que mitos de los primitivos!»

  • 46:18

    Esos son sobre quienes se verificará la palabra dada a las comunidades de genios y de humanos que pasaron antes de ellos. En verdad, ellos serán los perdedores.

  • 46:19

    Para cada persona hay un grado conforme a lo que hizo. Él les recompensará plenamente por sus actos y no serán oprimidos.

  • 46:20

    Y el día en que quienes no creen sean expuestos sobre el Fuego [se les dirá]: «Consumisteis las buenas cosas en vuestra vida mundanal y disfrutasteis de ellas. Así pues, hoy seréis retribuidos con el castigo humillante por haber sido arrogantes en la Tierra sin derecho y por haber sido transgresores.»

  • 46:21

    Y recuerda al hermano de Ad, cuando amonestaba a su pueblo en Al-Ahqaf, y otros amonestadores habían venido antes y vendrían después de él: «No adoréis más que a Dios. En verdad, temo para vosotros el castigo de un día inmenso.»

  • 46:22

    Ellos dijeron: «¿Has venido a nosotros para apartarnos de nuestros dioses? Tráenos, pues, aquello con lo que nos amenazas, si es que eres sincero.»

  • 46:23

    Él dijo: «En verdad, el conocimiento lo tiene Dios y yo os transmito aquello con lo que he sido enviado, pero veo que vosotros sois un pueblo ignorante.»

  • 46:24

    Así, cuando lo vieron como una gran nube en el horizonte que avanzaba hacia sus valles, dijeron: «Esa nube nos trae la lluvia.» «No. Es aquello cuya venida pedíais que se apresurase. Un viento que porta un doloroso castigo,

  • 46:25

    que destruye todas las cosas por orden de su Señor.» Y cuando amaneció no se veían más que sus moradas. «Así es como retribuimos a la gente malhechora.»

  • 46:26

    Y, ciertamente, les dimos una fuerza que no os hemos dado a vosotros y les dimos oído y vista e intelecto. Pero de nada les sirvió su vista ni su oído ni su intelecto, pues negaron las señales de Dios y se verificó en ellos aquello de lo que se burlaban.

  • 46:27

    Y, ciertamente, destruimos las ciudades que había alrededor vuestro, pues les habíamos dado abundantes y variadas señales por si, de esa manera, regresaban.

  • 46:28

    ¿Por qué no les auxiliaron aquellos que tomaron como dioses en lugar de Dios para obtener cercanía? Al contrario, se apartaron de ellos. Así pues, eran mentiras que ellos inventaron.

  • 46:29

    Y recuerda cuando te enviamos a un grupo de genios para que escuchasen el Corán y cuando estuvieron presentes, dijeron: «¡Escuchad en silencio!» Y cuando terminó regresaron a su gente.

  • 46:30

    Dijeron: «¡Oh, pueblo nuestro! En verdad, hemos escuchado una Escritura que ha sido hecha descender después de Moisés, confirmando lo que había antes de ella. Guía a la Verdad y a un camino recto.»

  • 46:31

    «¡Oh, pueblo nuestro! Responded al que llama a Dios y creed en Él. Él os perdonará algunos de vuestros pecados y os protegerá de un castigo doloroso.»

  • 46:32

    Y quien no responda a la llamada de Dios, ni podrá debilitar a Dios en la Tierra ni tendrá otros protectores aparte de Él. Estarán en un extravío evidente.

  • 46:33

    ¿Acaso no ven que Dios, que ha creado los cielos y la Tierra y que no ha tenido limitaciones para crearlos, es capaz de dar vida a los muertos? Así es. En verdad, Él tiene poder para hacer cualquier cosa.

  • 46:34

    Y el día que quienes no creen sean expuestos al Fuego: «¿No es esto cierto?» Dirán: «¡Sí! ¡Lo juramos por nuestro Señor!» Dirá Él: «¡Probad, pues, el castigo por no haber creído!»

  • 46:35

    Así pues, se paciente, de la misma manera que fueron pacientes los Mensajeros poseedores de una fuerte determinación, y no quieras apresurar su castigo. El día en que ellos vean lo que se les ha prometido creerán que sólo han permanecido una hora de un día. Es un comunicado. ¿Acaso alguien va a ser destruido aparte de la gente trasgresora?

Paylaş
Tweet'le