51 ZARİYAT

  • 51:1

    Juro por los vientos huracanados

  • 51:2

    y por las nubes cargadas de lluvia

  • 51:3

    y por las naves que se deslizan con facilidad

  • 51:4

    y por los ángeles que distribuyen las órdenes.

  • 51:5

    En verdad lo que se os ha prometido es cierto

  • 51:6

    y, en verdad, la recompensa tendrá lugar.

  • 51:7

    Juro por los cielos llenos de adornos

  • 51:8

    que vosotros mantenéis opiniones discrepantes.

  • 51:9

    Quienes discrepan, discrepan de él.

  • 51:10

    ¡Que mueran los mentirosos!

  • 51:11

    Esos que están en la ignorancia y el descuido

  • 51:12

    preguntan: «¿Cuándo será el Día de la Recompensa?»

  • 51:13

    Será el día en que ellos se quemarán en el Fuego:

  • 51:14

    «¡Probad vuestro tormento! ¡Esto es lo que pedíais con premura!»

  • 51:15

    En verdad, los temerosos de Dios estarán en Jardines y Fuentes,

  • 51:16

    recibiendo lo que su Señor les dé. En verdad, antes de ello, eran de los que hacían el bien.

  • 51:17

    Eran de los que dormían poco durante la noche

  • 51:18

    y antes del amanecer pedían perdón

  • 51:19

    y daban de sus bienes a los mendigos y a los necesitados su derecho.

  • 51:20

    Y en la Tierra hay señales para quienes tienen certeza,

  • 51:21

    y en vosotros mismos. ¿Cómo es que no las veis?

  • 51:22

    Y en el cielo está vuestra provisión y lo que os ha sido prometido.

  • 51:23

    Así pues, juro por el Señor del cielo y la Tierra, que esto es tan verdad como que vosotros habláis.

  • 51:24

    ¿Ha llegado a vosotros la historia de los nobles invitados de Abraham?

  • 51:25

    Cuando llegaron donde él estaba y dijeron: «Paz!» Él dijo: «¡Paz! Sois gente desconocida.»

  • 51:26

    Se fue discretamente hacia donde estaba su familia y regresó con un cordero bien cebado

  • 51:27

    y lo puso cerca de ellos. Les dijo: «¿Es que no coméis?»

  • 51:28

    Y sintió miedo de ellos. Ellos dijeron: «No temas» y le dieron la buena nueva de un hijo sabio.

  • 51:29

    Entonces su esposa vino gritando y golpeando con fuerza su rostro y dijo: «¡Soy una anciana estéril!»

  • 51:30

    Ellos dijeron: «Así lo ha dicho tu Señor. En verdad, Él es el Más sabio, Quien todo lo conoce.»

  • 51:31

    Él dijo: «¿Cuál es vuestra importante misión? ¡Oh, Mensajeros!»

  • 51:32

    Ellos dijeron: «En verdad, hemos sido enviados a un pueblo de malhechores

  • 51:33

    para que lancemos sobre ellos piedras de barro

  • 51:34

    marcadas por tu Señor para los transgresores.»

  • 51:35

    E hicimos salir a los creyentes que en ella había

  • 51:36

    y no hayamos en ella más que una casa de musulmanes.

  • 51:37

    Y dejamos en ella una señal para quienes temen el castigo doloroso.

  • 51:38

    Y en Moisés, cuando le enviamos al Faraón con una autoridad evidente.

  • 51:39

    Pero se dio la vuelta, seguro de su poder, y dijo: «¡Un mago o un demente!»

  • 51:40

    Así pues, atrapamos a él y a su ejército y les arrojamos al mar, pues eran censurables.

  • 51:41

    Y en Ad, cuando enviamos sobre ellos el viento arrasador,

  • 51:42

    que dejó todo aquello sobre lo que cayó como huesos polvorientos.

  • 51:43

    Y en Tamud, cuando se les dijo: «¡Disfrutad por un tiempo!»

  • 51:44

    Pero desafiaron la orden de su Señor y les alcanzó el rayo mientras lo miraban,

  • 51:45

    sin poder ni levantarse ni ser auxiliados.

  • 51:46

    Y, anteriormente, el pueblo de Noé. En verdad, fueron un pueblo de trasgresores.

  • 51:47

    Y hemos construido el cielo con un poder inigualable y, en verdad, Nosotros lo poseemos en una medida incomparable.

  • 51:48

    Y hemos expandido la Tierra. ¡Qué bendición de Expandidor!

  • 51:49

    Y hemos creado todas las cosas por parejas. Quizás así reflexionéis.

  • 51:50

    Así pues, escapad hacia Dios. En verdad, yo soy para vosotros un amonestador claro de Su parte.

  • 51:51

    Así pues, no pongáis otro dios junto a Dios. En verdad, yo soy para vosotros un amonestador claro de Su parte.

  • 51:52

    De la misma manera, no vino ningún Mensajero a quienes existieron antes de ellos sin que dijesen: «¡Un mago o un demente!»

  • 51:53

    ¿Es que se lo han trasmitido unos otros? No. Lo que sucede es que son gente rebelde.

  • 51:54

    Así pues, ¡Apártate de ellos y no serás censurado!

  • 51:55

    ¡Y recuerda! pues, en verdad, el recuerdo beneficia a los creyentes.

  • 51:56

    Y no he creado a los genios y los humanos excepto para que Me adoren.

  • 51:57

    No quiero de ellos ninguna provisión ni quiero que Me alimenten.

  • 51:58

    En verdad, Dios es Quien otorga la provisión con abundancia, el Poseedor de la fuerza, el Firme.

  • 51:59

    Así pues, quienes oprimieron, en verdad, recibirán su parte, igual que la recibirán sus compañeros. ¡Que no quieran apresurarlo!

  • 51:60

    ¡Ay de quienes no creyeron, ese día que les ha sido prometido!

Paylaş
Tweet'le