53 NECM

  • 53:1

    Juro por la estrella cuando se oculta.

  • 53:2

    Vuestro compañero no se extravía ni se equivoca

  • 53:3

    y no habla conforme a su deseo,

  • 53:4

    sino que es una inspiración que se le revela,

  • 53:5

    que se la ha dado a conocer el poseedor de una fuerza extraordinaria,

  • 53:6

    dueño de una gran inteligencia, que se manifestó

  • 53:7

    en el horizonte más elevado.

  • 53:8

    Luego, él se acercó hasta estar muy próximo,

  • 53:9

    hasta estar a una distancia de dos arcos o más cerca.

  • 53:10

    Y Él reveló a Su siervo lo que le reveló.

  • 53:11

    El corazón no ha mentido en lo que vio.

  • 53:12

    ¿Discutiréis, pues, con él sobre lo que vio?

  • 53:13

    Y, ciertamente, él lo vio en otra ocasión

  • 53:14

    junto al Loto del Límite,

  • 53:15

    cerca del cual está el Jardín de la Morada,

  • 53:16

    cuando cubrió el Loto aquello que cubrió.

  • 53:17

    No se desvió la mirada ni se equivocó.

  • 53:18

    Ciertamente, vio algunas de las grandes señales de su Señor.

  • 53:19

    «¿Habéis visto a Al-Lat y a Uzza

  • 53:20

    y a Manat, la tercera de ellas?

  • 53:21

    ¿Acaso son para vosotros los varones y para Él las hembras?

  • 53:22

    ¡Eso sería entonces un reparto injusto!

  • 53:23

    Ellas no son más que nombres que vosotros y vuestros padres habéis puesto. Dios no ha hecho descender para ellas ninguna autoridad.» Ellos sólo siguen conjeturas y los deseos de su ego aunque, ciertamente, ha llegado a ellos la guía de su Señor.

  • 53:24

    ¿Acaso obtendrá el ser humano lo que desea?

  • 53:25

    A Dios pertenecen la otra vida y la primera.

  • 53:26

    Y ¿Cuántos ángeles hay en los cielos de cuya intercesión no podrán beneficiarse en absoluto excepto después de que Dios de su permiso para quien Él quiera y del que esté satisfecho?

  • 53:27

    En verdad, quienes no creen en la otra vida dan a los ángeles nombres femeninos

  • 53:28

    aunque no tienen ningún conocimiento de ello. Sólo siguen conjeturas y, en verdad, las conjeturas no sirven de nada frente a la Verdad.

  • 53:29

    Así pues, apártate de quienes se alejan de Nuestro recuerdo y no desea más que la vida mundanal.

  • 53:30

    Éste es el límite del conocimiento que ellos pueden alcanzar. En verdad, tu Señor es Quien mejor conoce a quien se extravía de su camino y es Quien mejor conoce a quien se guía.

  • 53:31

    Y a Dios pertenece lo que hay en los cielos y en la Tierra, para retribuir a quienes hacen el mal por lo que han hecho y recompensar a quienes hacen el bien con lo mejor.

  • 53:32

    Aquellos que se abstienen de los grandes pecados e indecencias, excepto los pecados pequeños. En verdad, tu Señor es muy perdonador. Él es Quien mejor os conoce desde que os creó de la tierra y desde que erais fetos en los vientres de vuestras madres. Así pues, no os vanagloriéis. Él es Quien mejor conoce a quienes son temerosos de Dios.

  • 53:33

    ¿Has visto a quien da la espalda,

  • 53:34

    da poco y es tacaño?

  • 53:35

    ¿Acaso posee el conocimiento de lo que está oculto a los sentidos y ve?

  • 53:36

    ¿O no ha sido informado de lo que hay en los escritos de Moisés

  • 53:37

    y de Abraham, el cual fue leal,

  • 53:38

    sobre que nadie cargará con la carga de los pecados de otro

  • 53:39

    y que nada pertenece a la persona excepto aquello por lo que se esfuerza

  • 53:40

    y que pronto se verán las consecuencias de su esfuerzo,

  • 53:41

    que, luego, será recompensado por ello con una recompensa completa

  • 53:42

    y que el destino final es hacia tu Señor

  • 53:43

    y que es Él quien te hace reír y llorar

  • 53:44

    y que es Él Quien da la muerte y da la vida?

  • 53:45

    Y que es Él Quien ha creado las parejas, el macho y la hembra,

  • 53:46

    de una gota cuando se eyacula,

  • 53:47

    y que sobre Él recae la segunda creación,

  • 53:48

    y que Él es Quien da la riqueza y la mantiene.

  • 53:49

    Y que Él es el Señor de Sirio

  • 53:50

    y que Él es Quien aniquiló a los primeros Ad

  • 53:51

    y a Zamud sin dejar a ninguno

  • 53:52

    y, anteriormente, al pueblo de Noé? -En verdad, ellos fueron los más opresores y los más rebeldes-

  • 53:53

    Y a aquellos que destruyó poniendo lo de arriba abajo

  • 53:54

    y cubriéndolas con lo que las cubrió.

  • 53:55

    ¿Cuál, pues, de las mercedes de vuestro Señor pondréis en duda?

  • 53:56

    Éste es un amonestador como los amonestadores primeros.

  • 53:57

    Se aproxima lo inminente.

  • 53:58

    Nadie, aparte de Dios, puede librar de ello.

  • 53:59

    ¿Acaso os sorprenderéis de estas palabras?

  • 53:60

    ¿Y reiréis y no lloraréis,

  • 53:61

    permaneciendo distraídos?

  • 53:62

    Así pues, ¡Prosternaos y adorad a Dios!

Paylaş
Tweet'le