56 VAKIA

  • 56:1

    Cuando tenga lugar el acontecimiento

  • 56:2

    no habrá nada que pueda desmentir su acontecer.

  • 56:3

    Abatidor, exaltador.

  • 56:4

    Cuando la Tierra tiemble con fuerza

  • 56:5

    y las montañas se pulvericen totalmente

  • 56:6

    y se conviertan en polvo disperso,

  • 56:7

    seréis divididos en tres grupos:

  • 56:8

    Los compañeros de la derecha. ¿Quiénes son los compañeros de la derecha?

  • 56:9

    y los compañeros de la izquierda ¿Quiénes son los compañeros de la izquierda?

  • 56:10

    y los que van por delante, que serán los que vayan por delante.

  • 56:11

    Esos son los más cercanos

  • 56:12

    Estarán en los Jardines de las Delicias.

  • 56:13

    Muchos de los primeros

  • 56:14

    y pocos de los últimos.

  • 56:15

    Sobre lechos tejidos en oro,

  • 56:16

    recostados en ellos, mirándose a la cara unos a otros.

  • 56:17

    Circularán alrededor de ellos sirvientes de eterna juventud

  • 56:18

    con copas y jarras y un vaso lleno de un vino que mana de una fuente

  • 56:19

    que no les levantará dolor de cabeza ni les embriagará,

  • 56:20

    y las frutas que prefieran

  • 56:21

    y carne de las aves que les apetezca

  • 56:22

    y huríes de grandes ojos,

  • 56:23

    semejantes a perlas bien guardadas,

  • 56:24

    en recompensa por lo que hacían.

  • 56:25

    Allí no escucharán conversaciones vanas ni pecaminosas

  • 56:26

    sino la palabra «¡Paz!» «¡Paz!»

  • 56:27

    Y los compañeros de la derecha ¿Qué son los compañeros de la derecha?

  • 56:28

    Estarán entre lotos sin espinas

  • 56:29

    y plataneros llenos de racimos,

  • 56:30

    bajo una sombra extensa y permanente

  • 56:31

    y tendrán agua que manará eternamente

  • 56:32

    y frutas abundantes

  • 56:33

    que no se agotarán ni estarán prohibidas

  • 56:34

    y lechos elevados.

  • 56:35

    En verdad, a ellas las hemos creado de una manera especial

  • 56:36

    y las hemos hecho vírgenes

  • 56:37

    amorosas, semejantes,

  • 56:38

    para los compañeros de la derecha.

  • 56:39

    Habrá muchos de los primeros

  • 56:40

    y muchos de los últimos.

  • 56:41

    Y los compañeros de la izquierda. ¿Qué son los compañeros de la izquierda?

  • 56:42

    Estarán entre un calor abrasador y agua hirviente

  • 56:43

    y bajo una sombra de humo negro

  • 56:44

    ni fresca ni confortable.

  • 56:45

    En verdad, antes de esto, ellos estuvieron en la embriaguez de la opulencia

  • 56:46

    y persistieron en el gran pecado.

  • 56:47

    Y decían: «¿Acaso cuando hayamos muerto y seamos polvo y huesos seremos resucitados?

  • 56:48

    ¿Y también nuestros antepasados?»

  • 56:49

    Di: «En verdad, los primeros y los últimos

  • 56:50

    serán reunidos en un momento determinado de un día conocido.»

  • 56:51

    Entonces, en verdad, vosotros ¡Oh, extraviados, desmentidores!

  • 56:52

    comeréis de un árbol de Zaqqum,

  • 56:53

    del que llenaréis los estómagos

  • 56:54

    y encima de ello beberéis agua hirviente,

  • 56:55

    beberéis como beben los camellos enfermos que no pueden calmar su sed.

  • 56:56

    Esa será la hospitalidad que ellos recibirán el Día de la Recompensa.

  • 56:57

    Nosotros os hemos creado, así pues ¿Por qué no reconocéis?

  • 56:58

    ¿Habéis reparado en lo que eyaculáis?

  • 56:59

    ¿Acaso sois vosotros quienes creáis o somos Nosotros los creadores?

  • 56:60

    Somos Nosotros quienes decretamos la muerte entre vosotros y nadie Nos podrá impedir

  • 56:61

    que os sustituyamos por vuestros semejantes y a vosotros os hagamos renacer a lo que no conocéis.

  • 56:62

    Y, ciertamente, ya habéis conocido la primera creación, así pues, ¿Por qué no reflexionáis?

  • 56:63

    ¿Habéis reparado en lo que sembráis?

  • 56:64

    ¿Sois vosotros quienes lo hacéis crecer o somos Nosotros quienes lo hacemos crecer?

  • 56:65

    Si hubiésemos querido habríamos hecho de ello paja seca. Entonces, os lamentaríais:

  • 56:66

    «¡Hemos sufrido una grave pérdida!

  • 56:67

    Mas aún. ¡Estamos arruinados!»

  • 56:68

    ¿Habéis reparado en el agua que bebéis?

  • 56:69

    ¿Sois vosotros quienes la hacéis descender de las nubes o somos Nosotros quienes la hacemos descender?

  • 56:70

    Si hubiésemos querido la habríamos hecho salobre. Así pues ¿Por qué no sois agradecidos?

  • 56:71

    ¿Habéis reparado en el fuego que encendéis?

  • 56:72

    ¿Sois vosotros quienes habéis hecho crecer el árbol que lo alimenta o Nosotros quienes lo hacemos crecer?

  • 56:73

    Somos Nosotros quienes lo hemos puesto como un recuerdo y para el beneficio de los viajeros.

  • 56:74

    Así pues ¡Glorifica el nombre de tu Señor, el Inmenso!

  • 56:75

    ¡Juro por el lugar en el que se encuentran las estrellas!

  • 56:76

    -Y, en verdad, si supierais, es un juramento grandioso-,

  • 56:77

    que, en verdad, es una noble recitación,

  • 56:78

    que está en una Escritura escondida.

  • 56:79

    No la tocarán más que los purificados.

  • 56:80

    Hecha descender gradualmente por el Señor del Universo.

  • 56:81

    ¿Acaso esta palabra os parece poca cosa

  • 56:82

    y desmentís lo que es vuestra provisión?

  • 56:83

    Entonces ¿Por qué, cuando se sube a la garganta,

  • 56:84

    y vosotros estáis contemplando ese momento?

  • 56:85

    -y Nosotros estamos más cerca de él que vosotros, pero no lo veis-

  • 56:86

    ¿Por qué, si no vais a ser recompensados,

  • 56:87

    no la hacéis regresar, si es verdad lo que decís?

  • 56:88

    Así, si era de los cercanos,

  • 56:89

    estará tranquilo y bien provisto y tendrá un Jardín de Delicias.

  • 56:90

    Y si era de los compañeros de la derecha,

  • 56:91

    pues: «¡Paz para ti! de parte de los compañeros de la derecha.»

  • 56:92

    Pero, si era de los desmentidores extraviados,

  • 56:93

    será alojado en agua hirviendo

  • 56:94

    y arderá en el Infierno

  • 56:95

    En verdad, esto es totalmente cierto.

  • 56:96

    Así pues, glorifica el nombre de tu Señor el Inmenso.

Paylaş
Tweet'le