61 SAFF

  • 61:1

    Glorifica a Dios lo que hay en los cielos y lo que hay en la Tierra y Él es el Todopoderoso, el Sabio.

  • 61:2

    ¡Oh, creyentes! ¿Por qué decís lo que no hacéis?

  • 61:3

    ¡Dios aborrece mucho que digáis lo que no hacéis!

  • 61:4

    En verdad, Dios ama a quienes combaten por Su causa en filas apretadas, como un firme edificio.

  • 61:5

    Y [recuerda] cuando Moisés dijo a su pueblo: «¡Oh, pueblo mío! ¿Por qué me molestáis cuando sabéis con certeza que yo soy el Mensajero de Dios enviado a vosotros?» Cuando se desviaron, Dios desvió de sus corazones. Y Dios no guía a la gente trasgresora.

  • 61:6

    Y [recuerda] cuando Jesús hijo de María dijo: «¡Oh, Hijos de Israel! En verdad, soy el Mensajero de Dios enviado a vosotros para confirmar la Torá anterior a mí y para anunciar a un Mensajero que vendrá tras de mí. Su nombre es Ahmad.» Y cuando vino a ellos con las pruebas claras, dijeron: «¡Esto es magia evidente!»

  • 61:7

    Y ¿Quién es más opresor que quien inventa mentiras sobre Dios cuando ha sido llamado al Islam? ¡Y Dios no guía a la gente opresora!

  • 61:8

    Quisieran apagar la luz de Dios con un soplido de sus bocas, pero Dios completa Su luz aunque moleste a los que no creen.

  • 61:9

    Él es Quien ha enviado a Su Mensajero con la guía y con la religión de la Verdad, para hacer que prevalezca sobre todas las creencias, aunque ello moleste a los idólatras.

  • 61:10

    ¡Oh, creyentes! ¿Queréis que os indique un negocio que os salve de un castigo doloroso?:

  • 61:11

    ¡Tener fe en Dios y en Su Mensajero y combatir por la causa de Dios con vuestros bienes y vuestras almas! ¡Eso es mejor para vosotros! ¡Si supieseis…!

  • 61:12

    Os perdonará vuestros pecados y os introducirá en Jardines de cuyas profundidades brotan los ríos y en buenas mansiones en los Jardines del Edén. ¡Ese es el triunfo inmenso!

  • 61:13

    Y otra [merced] que amaréis: «Un auxilio procedente de Dios y una victoria próxima.» ¡Informa de la buena nueva a los creyentes!

  • 61:14

    ¡Oh, creyentes! ¡Sed los auxiliares de Dios! como los apóstoles cuando dijo Jesús hijo de María: «¿Quién me auxiliará hacia Dios?» Los apóstoles dijeron: «¡Nosotros seremos los auxiliares de Dios!» Así pues, un grupo de los Hijos de Israel creyó y otro grupo no creyó. Nosotros apoyamos a los que tuvieron fe sobre sus enemigos y se convirtieron en los vencedores.

Paylaş
Tweet'le