64 TEĞABÜN

  • 64:1

    Glorifica a Dios lo que hay en los cielos y lo que hay en la Tierra. A Él pertenece el reino y a Él pertenece la alabanza y Él tiene poder sobre toda cosa.

  • 64:2

    Él es Quien os ha creado, pero algunos de vosotros no creéis y otros sois creyentes. Y Dios observa lo que hacéis.

  • 64:3

    Él ha creado los cielos y la Tierra con la Verdad y os ha dado forma, la mejor de las formas. Y a Él es el retorno.

  • 64:4

    Él conoce lo que hay en los cielos y la Tierra y conoce lo que guardáis en secreto y lo que manifestáis. Y Dios conoce lo que hay en el fondo de los pechos.

  • 64:5

    ¿Acaso no ha llegado a vosotros la noticia de quienes no fueron creyentes antes de vosotros? Probaron las malas consecuencias de su comportamiento y hay para ellos un castigo doloroso.

  • 64:6

    Eso es porque vinieron a ellos sus Mensajeros con las pruebas claras y dijeron: «¿Van a guiarnos a nosotros quienes son simples mortales?» y no tuvieron fe y dieron media vuelta. Y Dios no tiene necesidad de ellos. Dios es Rico por Sí mismo, digno de alabanza.

  • 64:7

    Los que no creen pretenden que no serán resucitados. Di: «¡Sí! ¡Lo juro por mi Señor! ¡Seréis resucitados y luego se os informará de lo que hicisteis! ¡Eso es fácil para Dios!»

  • 64:8

    Así pues, creed en Dios y en Su Mensajero y en la luz que Nosotros hemos hecho descender. Y Dios está bien informado de lo que hacéis.

  • 64:9

    El día que Él os reúna para el Día de la Asamblea, ese será el Día del Desengaño Mutuo. Y a quien crea en Dios y obre rectamente le ocultaremos sus errores y le haremos entrar en Jardines de cuyas profundidades brotan los ríos, en los cuales estarán eternamente. Ese es el éxito inmenso.

  • 64:10

    Y quienes no creyeron y desmintieron Nuestras señales serán la gente del Fuego, en el cual estarán eternamente. ¡Qué mal destino!

  • 64:11

    No acontece ninguna desgracia sino con permiso de Dios. Y, quien cree en Dios, guía su corazón. Y Dios conoce bien todas las cosas.

  • 64:12

    Y obedeced a Dios y obedeced al Mensajero, pero si dais media vuelta, sabed que la obligación de Nuestro Mensajero es únicamente transmitir el mensaje con claridad.

  • 64:13

    Dios. No hay más dios que Él. Por eso, ¡Que los creyentes confíen en Dios!

  • 64:14

    ¡Oh, creyentes! En verdad, en algunas de vuestras esposas y de vuestros hijos hay un enemigo para vosotros, así pues, tened cuidado con ellos. Y si les excusáis, sois indulgentes y les perdonáis, Dios es perdonador, misericordiosísimo con los creyentes.

  • 64:15

    En verdad, vuestros bienes y vuestros hijos son un examen. Y junto a Dios hay una recompensa inmensa.

  • 64:16

    Así pues ¡Sed todo lo temerosos de Dios que podáis y escuchad y obedeced y repartid! Eso es bueno para vosotros mismos. Quienes están a salvo de su propia codicia, esos son los triunfadores.

  • 64:17

    Si hacéis a Dios un buen préstamo, Él os lo doblará y os perdonará. Y Dios es muy agradecido, muy indulgente.

  • 64:18

    Él es Quien mejor conoce lo que está oculto a los sentidos y lo manifiesto, el Todopoderoso, el Sabio.

Paylaş
Tweet'le