72 CİN

  • 72:1

    Di: «Me ha sido revelado que él fue escuchado por un grupo de los genios e inmediatamente dijeron: «Hemos escuchado una recitación sorprendente

  • 72:2

    que guía en la dirección correcta y hemos creído en ella y no asociamos nada a nuestro Señor.»

  • 72:3

    «Y que dice que Él, exaltada sea la grandeza de nuestro Señor, no ha tomado compañera ni hijo,

  • 72:4

    y que nuestros estúpidos habían estado diciendo sobre Dios cosas alejadas de la verdad

  • 72:5

    y que nosotros creíamos que los hombres y los genios no decían mentiras sobre Dios

  • 72:6

    y que hombres de los humanos buscaban refugio en hombres de los genios y ellos les incrementaron su pecado y su rebeldía

  • 72:7

    y que ellos pensaban, como pensabais vosotros, que Dios no había designado Mensajero a nadie.»

  • 72:8

    «Y cuando nos acercamos al cielo, encontramos que estaba lleno de guardianes severos y de meteoritos flamígeros.»

  • 72:9

    «Y nosotros nos sentábamos allí en un lugar para escuchar, pero quien escucha ahora encuentra un meteorito flamígero esperándole.»

  • 72:10

    «Y no sabemos si se quiere el mal para quienes están en la Tierra o quiere para ellos su Señor que accedan a la realidad.»

  • 72:11

    «Y que, entre nosotros, hay quienes son rectos y entre nosotros hay quienes no lo son. Somos caminos separados.»

  • 72:12

    «Y ahora sabemos con certeza que no podemos imponernos a Dios en la Tierra y que no podemos escapar de Él.»

  • 72:13

    «Y que, cuando escuchamos la guía creímos en ella. Y quien cree en su Señor no temerá ser calumniado ni oprimido.»

  • 72:14

    «Y que de los nuestros, los hay que se han sometido a la orden de Dios y de los nuestros, los hay que tienden a alejarse de la Verdad.» Y quienes se han sometido al mandato de Dios han alcanzado el vértice de la realidad y del encuentro con la Verdad.

  • 72:15

    En cuanto a los que tienden al mal, son leña para el Infierno.

  • 72:16

    «Y que si se mantienen firmes en la senda, les suministraremos agua en abundancia

  • 72:17

    hasta ponerles a prueba con ello.» «Y a quien se aparte del recuerdo de su Señor eso le conducirá a un castigo cada vez mayor.»

  • 72:18

    «Y que las mezquitas pertenecen a Dios. Así pues, no invoquéis a nadie junto a Dios.»

  • 72:19

    «Y que, cuando el siervo de Dios se levantó para invocarle, acudieron tantos a él que a punto estuvieron de ser multitud.»

  • 72:20

    Di: «En verdad, invoco a mi Señor y no asocio nadie a Él.»

  • 72:21

    Di: «En verdad, yo no poseo poder para perjudicaros ni para dirigiros.»

  • 72:22

    Di: «Nadie puede protegerme de Dios y no encuentro refugio en otro que Él.

  • 72:23

    Mi única responsabilidad es hablar de Dios y de Sus mensajes.» Y a quien desobedezca a Dios y a Su Mensajero le pertenece el Fuego del Infierno, en el que estará eternamente. Siempre.

  • 72:24

    Hasta que, cuando vean lo que se les había prometido, comprendan quién es más débil en auxiliares y menor en número.

  • 72:25

    Di: «No sé si está cercano lo que os ha sido prometido o si mi Señor le ha dado un plazo.

  • 72:26

    Él es el Conocedor de lo oculto a los sentidos y nadie accede a Su ocultación

  • 72:27

    excepto aquel de los Mensajeros con quién Él se complace y, entonces, Él le pone guardianes por delante y por detrás

  • 72:28

    para saber que, con seguridad, han transmitido los mensajes de Su señor. Él abarca todo lo que tiene que ver con ellos y lleva cuenta de todo.»

Paylaş
Tweet'le